Menu

Escuche Radio América

Las asechanzas del diablo

Sabemos que Dios tiene un adversario que odia al Señor Jesucristo y al Evangelio. Satanás tiene un plan para engañar al mundo. Una parte vital de entender el cristianismo es estar consciente de las asechanzas del diablo y de cómo engaña al mundo y a la Iglesia.  ¿Conoce usted la agenda de Satanás? ¿Está haciendo que brille la luz de la Palabra de Dios en el reino de las tinieblas?

Es imposible entender correctamente la Biblia y el cristianismo sin comprender el plan de Satanás para engañar y destruir.  En otro tiempo, un ángel poderoso creado por Dios, en la dimensión espiritual, debido a su orgullo y ambición, decidió ser como el Creador.  Según la Biblia, un tercio de los seres angelicales creados se rebelaron y le siguieron.  El plan era destruir todo lo que el Señor había hecho, centrándose en la corona de la creación de Dios, que es la humanidad.

Satanás apareció en el Huerto del Edén poco después de la creación e inmediatamente puso su plan en su lugar.  Convenció a Eva de que elegir ser obediente a Dios era un error, y que la divinidad estaba a su disposición por su cuenta. Adán también desobedeció tomando el fruto prohibido, y el resto es historia. La humanidad ya no estaba en armonía con su Creador, la muerte física fue introducida, y la maldición ha afectado al planeta Tierra hasta el día de hoy.

Sin embargo, sabemos que por la gracia y misericordia de Dios, se proveyó un camino de salvación, permitiéndole a los seres humanos tener una relación restaurada con Dios.  Desde luego, éste es el mensaje del Evangelio que se encuentra en la Biblia, el que explica cómo el Creador mismo llegó a un planeta caído y vivió una vida perfecta sin pecar.  El hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo, fue sacrificado sobre una Cruz en el Calvario.  Su sangre fue derramada como un sacrificio por los pecados de la humanidad.

Después de permanecer tres días en la tumba, Jesús resucitó y vive en la actualidad.  Le ofrece vida eterna libremente a todos los que se apartan de sus pecados, piden perdón, y depositan su confianza en Él.  Una vez más, se pudo establecer la relación con el Creador, y la vida eterna con Él llegó a ser una realidad.  El Espíritu de Dios también habita ahora en los corazones de esos que le han aceptado.  El Buen Pastor mora en nosotros.

La agenda de Satanás detrás del escenario es engañar al mundo entero. También le miente a quienes han creído y seguido al Buen Pastor. Su objetivo es conseguir que los humanos o bien nieguen el mensaje del Evangelio o pervertirlo de alguna manera. La Biblia dice:  “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8).  Mucha de su labor la lleva a cabo pareciendo inocente, mientras se transforma a sí mismo en ángel de luz: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.  Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia...” (2 Corintios 11:14–15a).   Ésto lo hace con el propósito específico de engañar tanto a incrédulos como a cristianos.

Confío en que este breve comentario le hable directamente a su corazón y le sirva como recordatorio para ayudarle a entender el plan de Satanás para engañar al hombre, especialmente en estos últimos días.  Aunque siempre ha sido importante seguir al Señor  Jesucristo, las cosas están empeorando más que antes.  En estos días de apostasía de los últimos tiempos, la agenda del diablo se ha acelerado, ya que sabe que su tiempo es corto. ¿Está usted listo? Si no, tal vez es el momento de detenerse, reflexionar y orar acerca de lo que puede hacer para convertirse en un atalaya en el muro.

Soy Roger Oakland.  Ésta ha sido una perspectiva bíblica para ayudarle a Entender los Tiempos.

(Traducción: Judith Arias DeRojas)

volver arriba