Menu

Escuche Radio América

Frenesí de comida rápida

Hay ciertos momentos en la vida cuando los acontecimientos que suceden nos dan nuevas ideas. Tal vez se nos revele una verdad que no habíamos entendido previamente. Recientemente me ocurrió algo similar mientras visitaba un gran centro comercial en Santiago de Chile. Creo que usted encontrará esta experiencia útil para entender cómo opera Satanás.

Hay ocasiones en la vida en que la luz del entendimiento puede encenderse repentinamente. Cuando las circunstancias que están sucediendo a nuestro alrededor de súbito revelan una verdad o principio de la vida, en el cual tal vez nunca habíamos pensado antes.  Recientemente, mi esposa y yo estábamos almorzando en un área comercial muy grande en el centro de Santiago de Chile. Había docenas de restaurantes de comida rápida situados en un mega local en donde se ofrece todo tipo de estos alimentos preparados rápidamente, conocidos por el hombre moderno.

Era la hora del almuerzo y era obvio que las miles de personas que estaban alineadas en cada lugar tenían hambre. También tenían mucha prisa para comer y regresar a sus puestos de trabajo.  

Mientras tanto, había tres dificultades para nosotros.  La primera era el problema de ordenar la comida en un país extranjero cuando no podíamos hablar el idioma. La segunda: encontrar un lugar para sentarnos a comer el almuerzo, cuando cada mesa estaba ocupada. Y la tercera  tratar de comer los alimentos, mientras que la gente atrapada en este frenesí de comida rápida parecía estar gritando al máximo de sus pulmones, en un idioma que no tiene sentido para nosotros. Fue un tiempo muy confuso.

Mientras que para nosotros, el comer comida rápida no era algo que experimentáramos por primera vez, esta nueva situación en Chile era muy diferente. Mi esposa y yo discutimos los pensamientos que venían a nuestra mente. Y nos preguntábamos: ¿Era todo lo que estábamos viendo representado en este Mega Restaurante, un microcosmos del mundo incrédulo? ¿Será que cuando se trata de recibir el alimento de la verdad bíblica acerca de lo que nos depara el futuro, hay personas que carecen del discernimiento para saber dónde deben ir para descubrir la verdad?

¿Están viviendo las personas en un mundo de confusión masiva sin saber qué está pasando y hacia dónde se dirigen? ¿Hay sólo unos pocos que pueden ver lo que está pasando, mientras Satanás está jugando el papel del Flautista de Hamelin atrayendo a miles de millones de los engañados hacia el acantilado para la destrucción final que según dice la Biblia vendrá pronto?

Mientras que en Chile tuvimos el placer de tener compañerismo con un pequeño grupo de cristianos que querían que les enseñaran las profecías bíblicas, y las advertencias de las Escrituras que revelan en dónde nos encontramos en la historia bíblica, ellos nos dijeron que era muy difícil encontrar iglesias que no hubieran sucumbido al movimiento ecuménico apóstata debido a los diversos métodos y técnicas de los lobos vestidos con piel de oveja que habían devastado su país.

El observar a las multitudes llenando sus bocas con comida chatarra en el Centro Comercial de Santiago, dejó este punto claro.  De acuerdo con la Biblia, las señales de los tiempos indican que ahora es el momento de estar alerta y sobrio.  Necesitamos alimentarnos con el banquete de la Palabra de Dios y no con doctrinas de demonios que están devastando el rebaño.  “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8). ¡Jesús viene pronto! ¿Está usted listo?

Soy Roger Oakland.  Ésta ha sido una perspectiva bíblica para ayudarle a Entender los Tiempos.

(Traducción: Judith A. DeRojas)

volver arriba