Menu

Escuche Radio América

El puente Alpha

El programa de Estudio Alpha fundado por el reverendo Nickie Gumble de la iglesia Holy Trinity de Brompton, Inglaterra, ha hecho un impacto significativo alrededor del mundo.  A menudo se le anuncia como una herramienta para “alcanzar a los perdidos”, y son incontables los que están entusiasmados con su éxito para el evangelismo.  Mientras que muchos otros advierten que Alpha realmente es un caballo de Troya ecuménico diseñado inteligentemente.  Pero...  ¿Cuál es la evidencia que hay para hacer tal declaración?

Se ha estimado que entre 1995 y el año 2000, 750.000 personas en Gran Bretaña atendieron a un programa Alpha, y que estas reuniones se celebraron en 7.000 lugares diferentes.  Pero estos cursos no se limitan al Reino Unido.  Una activa y bien fundada estrategia de mercadeo ha difundido Alpha por todo el mundo.

Este programa se ha hecho muy popular a través de Norte y Latino América.  Un buen número de pastores que conozco han usado este curso y han concluido que aunque tienen algunas preocupaciones, los positivos superan a los negativos. Un pastor me dijo: “Somos capaces de distinguir la carne y las papas del arsénico”.

Otros, incluido yo mismo, vemos el arsénico en Alpha, como algo espiritualmente peligroso.  Un folleto titulado “Alpha un Modelo para el Crecimiento Dinámico en la Iglesia Local”  anunciaba veintidós conferencias importantes que se iban a celebrar en toda América del Norte para el año 2000.  En este mismo folleto, varios líderes cristianos de alto perfil  respaldaban el curso, cada uno con afirmaciones positivas.

Por ejemplo, George Carey, ex arzobispo de Canterbury, Inglaterra, declaró: “Alpha es magnífico y una gran bendición para muchos.  Lo recomiendo de todo corazón”.  Jack Hayford, presidente del Seminario del Rey, dijo: “Veo a Alpha como una herramienta estratégica, diseñada sensatamente para proveerle a esas personas seculares hoy, respuestas para satisfacer su hambre espiritual”.  Y el cardenal William H. Keeler, arzobispo católico de Baltimore declaró: “Estamos escuchando testimonios maravillosos de las buenas nuevas que están tocando e incluso transformando las vidas de las personas que asistieron a los cursos Alpha”.

Otras fuentes indican que el curso Alpha es muy ecuménico.  Un titular de primera plana de Noticias de Alpha declaraba: “Los Obispos católico romanos aplauden Alpha mientras el curso se difunde por la iglesia”.  Además, el subtítulo seguía diciendo: “El Cardenal Arzobispo inaugura la conferencia de Nueva Zelanda”.  De acuerdo con este artículo, un número creciente de líderes católicos romanos están apoyando a Alpha de manera entusiasta.

La conexión alpha-católica romana puede documentarse fácilmente. En mayo de 1997, cerca de 450 asistieron a la Catedral Westminster de Londres, donde tuvo lugar la primera conferencia Alpha Católica Romana.  Sandy Miller y Nicky Gumbel, de Holy Trinity Brompton, encabezaron el evento.  Un mensaje de aliento fue recibido del cardenal Hume, el arzobispo de Westminster.

El obispo Ambrose Griffiths, obispo católico de Hexham y Newcastle, inauguró la conferencia. El Obispo declaró que el Curso Alpha era un “instrumento evangelístico poderoso que alcanza precisamente a esos quienes nosotros necesitamos”.  Agregando: “Debemos tener la humildad de aprender de otros cristianos y estoy encantado de que lo hagamos hoy”. 

Entonces, ¿quién en realidad está alcanzando a quién?  ¿Están los católicos convirtiéndose en más protestantes o los protestantes se vuelven más católicos? ¿Podría  ser Alpha el otro camino hacia Roma? ¿Es realmente posible vincular el evangelismo con el ecumenismo? Tal vez es apropiado una palabra de advertencia.

Soy Roger Oakland.  Ésta ha sido una perspectiva bíblica para ayudarle a Entender los Tiempos.

(Traducción: Judith A. DeRojas)

volver arriba