Menu

Escuche Radio América

¡Por favor antes de pecar!

Me he dado cuenta de que es mi deber, especialmente porque insisto mucho en la seguridad de la salvación mediante la gracia divina, dejar bien en claro que jamás se me ocurrió que el cristiano cuya conducta

La responsabilidad de un ministro del Señor (Ministro significa servidor) es muy seria.

•    Supongamos que un servidor del Señor lo hace bien...

•    Supongamos que es un expositor de la sana doctrina...

•    Supongamos que no se lo puede acusar de introducir doctrinas falsas...

•    Supongamos que él se esmera por probar, todo cuanto enseña, con las Escrituras.

De ser así; ¿A quien le pedirá cuentas el Señor?  ¿Al pastor o a los hermanos cuya conducta es mundana?

Si usted es uno de esos... “mundano-cristianos”.

•    Supongamos que usted es un miembro de esta iglesia, pero es un estafador...

•    Supongamos que usted habla a otros de Cristo, pero su conducta es igual o peor que la de su evangelizado...

•    Supongamos que usted vive fornicando y/o adulterando...

•    Supongamos que usted es cristiano con los cristianos y mundano con los mundanos...

•    Supongamos que usted es una dama joven, cuyo vestir es indecoroso, provocativo, cuya meta es provocar las bajas pasiones en los varones...

•    Supongamos que usted es padre de familia y ha descuidado, tanto a su esposa como a sus hijos...

Si cae usted dentro de uno de estos... “Supongamos”, entonces hace muy bien en escuchar este mensaje.  ¡Fue preparado pensando en usted para ayudarle a reflexionar cuanto antes y corregir su proceder!

HAY  POR  LO  MENOS  CUANTRO  COSAS  QUE  USTED  DEBE  SABER  ANTES  DE  CONTINUAR  EN  EL  PECADO  O  COMENZAR  A  HUNDIRSE  EN  ALGÚN  PECADO

I.    LA  VIDA  DEL  CRISTIANO  QUE  PECA  COMO  SI  ESO  FUERA  NORMAL,  SE  CONVIERTE  EN  UN  DESASTRE

•    Su cosecha será la amargura...

•    Su cosecha será la tristeza...

•    Su cosecha será el desánimo...

•    Su cosecha serán los temores, inseguridad, dudas

LA  TRISTEZA  DEL  CRISTIANO

10 Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. 11 Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios, ¡qué solicitud produjo en vosotros, qué defensa, qué indignación, qué temor, qué ardiente afecto, qué celo, y qué vindicación!  En todo os habéis mostrado limpios en el asunto (2 Corintios 7:10, 11).

¿Cómo se explica la “tristeza según Dios”?  Es el profundo dolor que el cristiano experimenta por haber pecado.

Pero la tristeza del mundo no le lleva al entristecido al arrepentimiento, sino a la muerte: «10Dios a veces permite que nos vengan tristezas para impulsarnos a apartarnos del pecado y procurar la vida eterna.  Jamás debemos quejarnos de estas tristezas, pues no son como las del que no es cristiano.  Las tristezas del que no es cristiano no lo conducen al verdadero arrepentimiento y no lo libran de la muerte eterna. 11¿Se dan cuenta de lo provechosa que fue para ustedes la tristeza que les envió el Señor?  Ya no se encogen de hombros como hacían antes, sino que son ardientes y sinceros, y con diligencia erradicaron el pecado que mencioné en mi carta.  Temerosos por lo que había sucedido, ansiaron que fuera a ayudarles.  Pero, sin perder tiempo, afrontaron el problema y lo resolvieron castigando al que pecó.  Han hecho lo posible por dejar resuelto el asunto» (2 Corintios 7:10, 11 – Parafraseado).

ES  IMPOSIBLE  SERVIR  A  DOS  SEÑORES

24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro.  No podéis servir a Dios y a las riquezas (Mateo 6:24).

1 Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, 2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. 3Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías. 4 A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan; 5 pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos (1 Pedro 4:1-5).

15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo.  Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre (1 Juan 2:15-17).

Si usted no dice “basta” al pecado, usted continuará desgraciado y miserable...

Es normal que el perdido se pase pecando, pero es completamente anormal que lo haga el cristiano.

Es completamente anormal que el cristiano se deje vencer por el pecado...

La desgracia del cristiano que sigue gozando del pecado, es que no encuentra su lugar, ni en el mundo ni entre los hermanos...

No goza del mundo porque el Señor lo ha salvado, pero al mismo tiempo quiere vivir y gozar de dos estilos de vida.

Considere otro asunto antes de pecar:

II.   ¿QUÉ  DE  LA  MUERTE  PREMATURA?

La Biblia nos ofrece varios casos de estas muertes, mediante la cual el Señor lleva a Su presencia a quien persiste en pecar.

LOS  CRISTIANOS,  ESPECIALMENTE  LOS  JÓVENES,  DEBEN  SABER  LO  QUE  LA  BIBLIA  DICE  SOBRE  LA  MUERTE  ANTES  DE  TIEMPO

•    Unos minutos de placer sexual...

•    Unos momentos de fornicación...

•    Un poquito de adulterio...

•    Un pequeño pecado a escondidas...

•    Un deseo ilícito satisfecho con su correspondiente pecado...

Algo insignificante de lo que... “todos hacen”.

Un plan de... sexo antes y después nos casamos...

¿Acaso no saben que eso es fornicación?

¿Desde cuando la garantía de la estabilidad del matrimonio radica en la fornicación?

Y si es así, ¿por qué el Espíritu Santo no inspiró a ninguno de los escritores por Él inspirados para que incluyan tan apetitoso placer?

¿Por qué la Palabra de Dios hace de la fornicación tan grave pecado?: 9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?  No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios (1 Corintios 6:9, 10).

Notemos con qué clase de personas la Biblia coloca a los cristianos que buscan la muerte prematura con los idólatras, los adúlteros, los homosexuales, los ladrones, los avaros, los alcohólicos, los maldicientes y los estafadores.

Teniendo esto en cuenta, podemos darnos cuenta por qué Dios se reserva el derecho de quitarle la vida prematuramente al cristiano que peca sabiendo que no debe hacerlo...

¿Y por qué Dios lo hace?  Porque estamos hablando de un hijo/a de Dios.

Los no salvos pueden hacer todo cuanto quieren y como que... “todo les va bien”.

Asaf, el autor del Salmo 73 describe cómo los impíos, los no salvos “logran con creces los antojos del corazón” (v. 7b).

Él dice: 4 Porque no tienen congojas por su muerte, Pues su vigor está entero. 5 No pasan trabajos como los otros mortales, Ni son azotados como los demás hombres. 6 Por tanto, la soberbia los corona;
Se cubren de vestido de violencia. 7 Los ojos se les saltan de gordura; Logran con creces los antojos del corazón. 8 Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia; Hablan con altanería
(Salmo 73:4-8).

Luego descubre lo que le era oculto, y dice: 16 Cuando pensé para saber esto, Fue duro trabajo para mí, 17 Hasta que entrando en el santuario de Dios, Comprendí el fin de ellos. 18 Ciertamente los has puesto en deslizaderos; En asolamientos los harás caer. 19 ¡Cómo han sido asolados de repente! Perecieron, se consumieron de terrores (Salmo 73:16-19).

Si este es el final de los impíos, ¿por qué el cristiano se expone para ser “asolados de repente”?

Hay muchos no salvos quienes también sufren una muerte violenta y repentina.

Pero antes de condenarlos, debemos saber que los hay también entre los salvos, porque: 6 Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo (Hebreos 12:6).

III.    TODOS  LOS  SALVOS  TENDREMOS  QUE  COMPARECER  ANTE  EL  TRIBUNAL  DE  CRISTO

10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo (2 Corintios 5:10).

El Señor es tan justo, tan generoso, tan maravilloso, que desea recompensarnos por lo que hicimos como cristianos.  Cosas que debemos recordar sobre este Tribunal:

1. Nadie podrá evitarlo.

2. Nada tiene que ver con la cuestión salvación.

3. Muchos cristianos han vivido y siguen viviendo una vida tan mundana que desearían evitar esta parte del plan divino.  Pero esto es imposible, porque la declaración divina dice... “Porque es necesario”.

4. ¿Por qué “es necesario”“para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”.

5. Usted es “árbol bueno y trae frutos buenos” o “árbol malo que trae frutos malos”: 16Por sus frutos los conoceréis.  ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.     18No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20Así que, por sus frutos los conoceréis (Mateo 7:16-20).

¿Cómo entender cuando dice... “Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego”?

Luego repite: “Así que, por sus frutos los conoceréis”.

¿Se nos dice aquí que nosotros podemos saber si el tal o cual cristiano es realmente salvo o no?  ¿Son las obras o conducta del cristiano los medios para que sepamos quien es y quien no es salvo...?

Cuando dice... “es cortado y echado en el fuego”, ¿significa fuego del infierno?

Si quiere una respuesta correcta, note Juan 15:1-7: 1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4 Permaneced en mí, y yo en vosotros.  Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. 7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho (Juan 15:1-7).

Examinemos brevemente estas palabras del Señor:

1) El Señor habla a los que ya le pertenecen Yo soy la vid y vosotros los pámpanos” (v. 5a)

2) “El que permanece en mí”. No dice... “El que es salvo”, porque se entiende que Él no está hablando a los que no son salvos.  Por eso Él agrega... “El que permanece en mí, y yo en él”... ¿Cuál es el resultado?  “éste lleva mucho fruto”.

¿Y el que no permanece en Él?  ¡También lleva frutos, pero ese es el árbol malo!

¿Cómo entender Juan 15:6?  Note las palabras... “será echado fuera como pámpano”: 6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden (Juan 15:6).

¿Ha visto alguna vez alguno de estos pámpanos, echados fuera y que arden?

El cristiano que permanece en algún pecado es pámpano que el dueño de la vid corta y echa al fuego, ¡porque está seco!

El joven o la joven que fornican, lo hacen “separados” de Él...

El hombre o pareja que prosperan en su trabajo, pero no comparten generosamente con la causa del Señor, lo hacen “separados” de Él.

El cristiano que es negligente para con su propia familia, es pámpano seco.

El predicador que habla de supuestas visiones, revelaciones extrabíblicas y enseña que el Señor sigue revelándole cosas que no aparecen en la Biblia, es un individuo que ha quemado todo cuanto hizo, aunque haya recorrido todo el mundo con supuestos dones de sanidad, de prosperidad, de revelaciones frescas y de manifestaciones vergonzosas y extrañas.  Aunque muchos de estos nunca fueron salvos, los que sí fueron, “arden” en el fuego de sus bajas pasiones, arde de envidia, arden en el fuego de la codicia, arden en el fuego de las comodidades físicas y materiales, arden en el fuego de las ambiciones de poderes, tal como ocurrió con Simón el Mago: 18 Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, 19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. 20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. 21 No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. 22 Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; 23 porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás. 24 Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí (Hechos 8:18-24).

No me cabe la menor duda de que el Espíritu Santo no se equivocó cuando inspiró a Lucas que escribiera lo que tenemos en el versículo 13: 13 También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito”.

Este hombre, un cristiano nuevo, madrugó para quemar todas sus oportunidades de llevar muchos frutos, siendo un árbol bueno.

Hay otra razón por qué  NO debemos apresurarnos a juzgar a otros si son o no son salvos: 5 Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios (1 Corintios 4:5).

¿HABRÁ  DESCONTENTOS  ANTE  EL  TRIBUNAL  DE  CRISTO?

Analicemos a los Obreros de la viña: 1 Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña. 2 Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. 3 Saliendo cerca de la hora tercera del día, vio a otros que estaban en la plaza desocupados; 4 y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo.  Y ellos fueron. 5 Salió otra vez cerca de las horas sexta y novena, e hizo lo mismo. 6 Y saliendo cerca de la hora undécima, halló a otros que estaban desocupados; y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día desocupados? 7 Le dijeron: Porque nadie nos ha contratado.  Él les dijo: Id también vosotros a la viña, y recibiréis lo que sea justo. 8 Cuando llegó la noche, el señor de la viña dijo a su mayordomo: Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando desde los postreros hasta los primeros. 9 Y al venir los que habían ido cerca de la hora undécima, recibieron cada uno un denario. 10 Al venir también los primeros, pensaron que habían de recibir más; pero también ellos recibieron cada uno un denario. 11 Y al recibirlo, murmuraban contra el padre de familia, 12diciendo: Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día. 13 Él, respondiendo, dijo a uno de ellos: Amigo, no te hago agravio; ¿no conviniste conmigo en un denario? 14 Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti. 15 ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío?  ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno? 16Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos (Mateo 20:1-16).

Notemos que la cuestión  TRIBUNAL  DE  CRISTO tiene que ver, no sólo con lo que hemos creído, sino con la forma cómo hemos administrado nuestro tiempo y capacidades.

En otras palabras, el Señor seguramente juzgará la calidad de nuestra consagración: 28 Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados. 29 Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él (1 Juan 2:28, 29).

¿Cumple usted con lo que aceptó como cargo en la iglesia?

¿Colabora usted en la medida que le corresponde económicamente?

¿Actúa usted como cristiano en su diario andar?

Si es joven o señorita, ¿dedica sus energías para el servicio del Señor?

¿Pone en práctica lo que aprende de las Escrituras?

¿Está seguro de que permanece en Él todos los días?

LAS  COMPARACIONES  QUE  HACE  PABLO

24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio?  Corred de tal manera que lo obtengáis. 25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. 26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado (1 Corintios 9:24-27).

Para Pablo, un cristiano de valor no se comparaba con un ejecutivo, sino con un simple soldado o con un atleta que corre para ganar, no menos.

Llega a decir... “no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”.

•    Pablo evangelizaba...

•    Pablo enseñaba...

•    Pablo escribía...

•    Pablo corregía...

•    Pablo advertía de los peligros doctrinales...

•    Pablo sufría, tanto por sus dolores físicos como por causa de tantas herejías que no tardaron en llegar a las iglesias que él mismo había establecido.

BASTA  NOTAR  ALGUNAS  DE  SUS  REFERENCIAS

7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.  Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte... 20 Pues me temo que cuando llegue, no os halle tales como quiero, y yo sea hallado de vosotros cual no queréis; que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desórdenes; 21 que cuando vuelva, me humille Dios entre vosotros, y quizá tenga que llorar por muchos de los que antes han pecado, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicación y lascivia que han cometido (2 Corintios 12:7-10, 20, 21).

AQUÍ  ESTÁN  LAS  LECCIONES  QUE  PABLO  DA  A  TIMOTEO

1 Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús. 2 Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros. 3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. 4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 5 Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente. 6 El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero (2 Timoteo 2:1-6).

Pablo compara la vida de un cristiano victorioso con un soldado, un atleta y un labrador (granjero-agricultor).

En todos estos casos la dedicación, el esfuerzo constante, la consagración, el cansancio, el agotamiento y la absoluta fidelidad a su ocupación...

El soldado procura agradar a quien lo tomó por soldado...

El atleta procura ganar.  No es de esos que dicen... “bueno, da igual, porque uno tiene que saber perder también...”

El agricultor no deja de sembrar su semilla porque... probablemente el tiempo no favorezca una buena cosecha: 4 El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará (Eclesiastés 11:4).

¿POR QUÉ  ALGUMOS  CRISTIANOS  SON  TAN  CONSAGRADOS?

36 Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con él.  Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa. 37 Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume; 38 y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume. 39 Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora. 40 Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte.  Y él le dijo: Di, Maestro. 41 Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta; 42 y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más? 43 Respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más.  Y él le dijo: Rectamente has juzgado. 44 Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer?  Entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos. 45 No me diste beso; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies. 46 No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies. 47 Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama (Lucas 7:36-47).

Si usted encuentra a un cristiano muy consagrado al Señor...

Si encuentra a un cristiano que demuestra amar al Señor y le es extremadamente obediente...

Si ha encontrado a un cristiano que acabó definitivamente con una vida doble y con entusiasmo por servir al Señor, puede estar seguro que ese cristiano reconoce haber ofendido demasiado al Señor viviendo una vida sumida en los peores pecados o incluso, siendo cristiano, ha desperdiciado muchos años viviendo una vida de apariencias, como ese fariseo que miraba con desprecio a esa pobre mujer que sí, ¡había pecado mucho!

¿Cómo anda usted con el pecado?  ¿Los tiene muchos, pocos o... ya no peca más?

¿QUÉ  HACER  CON  EL  FLAGELO  DE  DIVERSION  CLOACAL?

1. Tenga siempre presente que se trata de un entretenimiento inmoral, pecaminoso y destructivo.

2. Quien se entretiene con la pornografía, jamás podrá contar con un matrimonio estable y feliz, ni con una familia unida y armoniosa.

3. La pornografía es el semillero de adúlteros y fornicarios, pecados que dejan huellas indelebles en la memoria y la reputación de los adictos, tanto varones como mujeres.

LA  PORNOGRAFÍA  ES  LA  ESCUELA...

De los abusadores de niños

De los adúlteros y fornicarios.

De los eternos inadaptados sexuales.

De los peligrosos maniáticos sexuales quienes terminan dando muerte a cuantos caen en sus manos.

4. La cuestión inmoralidad sexual se menciona mucho en la Biblia y siempre aparece como muy serio y grave pecado, debido a sus consecuencias, que cuando se trata de niños y niñas abusadas, es prácticamente indeleble en sus mentes.

NOTEMOS  ALGUNOS  CASOS  QUE  LA  BIBLIA  MENCIONA:

1) En el caso de un adulterio “de común acuerdo” (Deuteronomio 22:22)...

22 Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también; así quitarás el mal de Israel (Deuteronomio 22:22).

10 Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos (Levítico 20:10)

Son muchos los cristianos que creen que forzar a una persona a adulterar es pecado condenable, pero la Biblia prohibe terminantemente todo cuanto es adulterio.

El Nuevo Testamento prohibe toda amistad con cristianos que sean adultero o fornicarios  (1 Corintios 5:9-11)...

9 Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios;
10 no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.
11 Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis
(1 Corintios 5:9-11).

¿Cuál será la herencia final de los fornicarios?  (Apocalipsis 21:7, 8)...

7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.
8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda
(Apocalipsis 21:7, 8).

¿En qué momento los fornicarios y adúlteros, siendo rechazados, “tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre”?

El mismo texto responde, cuando dice... “que es la muerte segunda”.

Juan enumera a aquellos que tienen como norma de vida, la incredulidad, el homicidio, la fornicación, la hechicería, la idolatría y el engaño, la mentira.  Debemos darnos cuenta de que la vida del adulterio y la fornicación corresponde al grupo recién mencionado.

Si su vida sexual es el desenfreno y a usted no le importa la pureza en este sentido, mejor sería que compareciera a solas con el Señor ahora, y no espere más.

¿CUÁL  ES  LA  SOLUCIÓN?

Es mejor casarse que “estarse quemando” (1 Corintios 7:8, 9)...

8 Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo;
9 pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando
(1 Corintios 7:8, 9).

Huir cuando la tentación es agresiva  (Génesis 39:7-15)...

7 Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo.
8 Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.
9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?
10 Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella,
11 aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí.
12 Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo.  Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió.
13 Cuando vio ella que le había dejado su ropa en sus manos, y había huido fuera,
14 llamó a los de casa, y les habló diciendo: Mirad, nos ha traído un hebreo para que hiciese burla de nosotros. Vino él a mí para dormir conmigo, y yo di grandes voces;
15 y viendo que yo alzaba la voz y gritaba, dejó junto a mí su ropa, y huyó y salió
(Génesis 39:7-15).

Ir detrás de una mujer seductora como el buey al degolladero  (Proverbios 7:1-23)...

1 Hijo mío, guarda mis razones,
Y atesora contigo mis mandamientos.
2 Guarda mis mandamientos y vivirás,
Y mi ley como las niñas de tus ojos.
3 Lígalos a tus dedos;
Escríbelos en la tabla de tu corazón.
4 Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana,
Y a la inteligencia llama parienta;
5 Para que te guarden de la mujer ajena,
Y de la extraña que ablanda sus palabras.
6 Porque mirando yo por la ventana de mi casa,
Por mi celosía,
7 Vi entre los simples,
Consideré entre los jóvenes,
A un joven falto de entendimiento,
8 El cual pasaba por la calle, junto a la esquina,
E iba camino a la casa de ella,
9 A la tarde del día, cuando ya oscurecía,
En la oscuridad y tinieblas de la noche.
10 Cuando he aquí, una mujer le sale al encuentro,
Con atavío de ramera y astuta de corazón.
11 Alborotadora y rencillosa,
Sus pies no pueden estar en casa;
12 Unas veces está en la calle, otras veces en las plazas,
Acechando por todas las esquinas.
13 Se asió de él, y le besó.
Con semblante descarado le dijo:
14 Sacrificios de paz había prometido,
Hoy he pagado mis votos;
15 Por tanto, he salido a encontrarte,
Buscando diligentemente tu rostro, y te he hallado.
16 He adornado mi cama con colchas
Recamadas con cordoncillo de Egipto;
17 He perfumado mi cámara
Con mirra, áloes y canela.
18 Ven, embriaguémonos de amores hasta la mañana;
Alegrémonos en amores.
19 Porque el marido no está en casa;
Se ha ido a un largo viaje.
20 La bolsa de dinero llevó en su mano;
El día señalado volverá a su casa.
21Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras,
Le obligó con la zalamería de sus labios.
22 Al punto se marchó tras ella,
Como va el buey al degolladero,
Y como el necio a las prisiones para ser castigado;
23 Como el ave que se apresura a la red,
Y no sabe que es contra su vida,
Hasta que la saeta traspasa su corazón
(Proverbios 7:1-23).

Mantente ocupado  (1 Timoteo 4:12-16)...

12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.
13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.
14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.
15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.
16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren
(1 Timoteo 4:12-16).

El joven cristiano, casado o soltero tiene recursos que el incrédulo no tiene.

Recuerde, estimado cristiano/a:  La santidad no es opcional.

La santidad es el recurso no solamente para evitar el pecado que nos ocupa, sino todo pecado.

JOVEN:

1. ¿Te metió el diablo la idea que jamás podrás mantenerte libre del pecado sexual?  ¡Te mintió porque ese es su trabajo!
2. ¿Escuchaste el argumento... “todos lo hacen”?  ¡De nuevo te mintió!

3. ¿Te metió que debes probar tu virilidad, tu machismo?  ¡Justamente el hecho de negarse a pecar es la prueba de la verdadera hombría!

4. ¿Sabes joven/señorita, que después de este tipo de pecado jamás serás la misma persona?

Habrás perdido para siempre tu virginidad pecando...

Perderás el gozo que proviene de la pureza personal.

Te será mucho más fácil seguir pecando hasta que decidas acabar con tu vida debido a tu conciencia que te estará torturando...

¿Sabes que dice la Biblia de José después de tan maravillosa victoria?

“Mas Jehová estaba con José, y fue  varón próspero” (Génesis 39:2).

“Porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba” (Génesis 39:23b).

A los 30 años de edad José ya era todo un gran señor, gobernador de Egipto  (Génesis 41:46)...

46 Era José de edad de treinta años cuando fue presentado delante de Faraón rey de Egipto; y salió José de delante de Faraón, y recorrió toda la tierra de Egipto (Génesis 41:46).
¿Cómo es que él llegó a un puesto tan alto?

Porque “Jehová estaba con él”.

De no haber hecho José “alianza con sus fuertes piernas” para correr ese día cuando esa mujer tenía planes que, según ella, José jamás podría resistir.  ¡No conocía ella al Aliado de José, que era Jehová!

Cada cristiano decide quien será su aliado:

¿Pensamientos morbosos en momentos de ociosidad?

¿A media luz con una persona que no corresponde?

¿Video pornográfico a solas en el dormitorio?

¿Vestida provocativamente si se trata de dama?

¿No quieres la muerte prematura, ni tener que alejarte del Señor avergonzado?  (1 Timoteo 4:16)...

16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren (1 Timoteo 4:16).

28 Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados (1 Juan 2:28).

volver arriba