Menu

Escuche Radio América

¿Qué pretende el rock "cristiano" o profano

Uno quisiera pensar que lo único que busca es el dinero. ¡Qué bueno sería si así fuera! La cuestión rock es de origen satánico, continuación satánica y finalizará con el mismo autor: Satanás.

Si se tiene en cuenta lo que involucran los “conciertos” de rock, incluso del “rock cristiano”, los que los promueven jamás pretenderían ofrecerle a Dios tanto satanismo y blasfemia.

No podremos detener esta carrera que los cristianos parecen correr para ver si logran con su “música”, imitando a los mundanos, superarlos en aberración, confusión y desconcierto. En estos últimos años los “músicos cristianos” comenzaron a imitar a los mundanos en la música, los entretenimientos, la vida de familia y la manera de “hacer dinero”.

Así las cosas, hemos pasado de “baladas cristianas” a “música cristiana romántica”, luego a “salsa cristiana”, para llegar al “rock cristiano” con sus derivados: metal pesado, reggaeton, etc. ¿Por qué los cristianos no incursionan en un terreno nuevo y libre de tinte mundano? La respuesta es sencilla: Porque nunca conocieron la vida regenerada. No se predica sobre esto, no se vive en los hogares. No la viven los padres, de manera que los hijos hacen lo que saben.

Es posible que aparezca algún... himnólogo, inspirado en los principios morales trazados en la Escritura, si no tiene dónde aprender estos principios? Es lo mismo que esperar que un sacerdote católico presente un mensaje basado en Cristo y en la salvación por su gracia, siendo que lo único que este religioso conoce es algo de María y de su supuesto reinado e intercesión. Me temo que cuantos gozan del “rock cristiano” jamás hayan conocido al Hijo de Dios como salvador personal. Puede que tengan palabras conmovedoras acerca de Cristo, pero al cooperar con la destrucción de tantos jóvenes con algo que el mundo llamó música, siendo una abierta blasfemia contra Dios y degeneración de la juventud, dudo que ellos conozcan a Cristo como su salvador.

Debemos recordar que el rock en sí, no es música, sino que es la combinación de varios factores. El rock tiene por metas:

• Despertar las bajas pasiones como algo normal y necesario, como parte de un ritual en el servicio del Señor.

• Alejar a los hijos de sus padres.

• Alejarlos de la fe en Cristo.

• Alejarlos de la Biblia, de la vida de oración y devoción a Dios.

La finalidad del rock es clara: conducir a la generación joven a una completa ruina moral, espiritual y física, mediante un efecto subliminal con ritmos, volumen, letra, apariencia de los actores y las luces sicodélicas.

Si quiere que su hijo/a sea sexualmente desequilibrado/a y se arruine para siempre, no haga nada por él o ella, y deje que “aproveche su juventud”.

Así será, porque cuando nosotros los mayores, y especialmente los padres, descuidamos a nuestros hijos, Satanás con mucho gusto los recoge y les ofrece lo que ellos, debido a su temprana edad e inexperiencia anhelan.

En la agenda del rock no falta el engrandecimiento del homosexualismo y toda suerte de riendas sueltas y ausencia de pudor.

Es alarmante la ignorancia, y por ende la indiferencia de los padres, cuyos hijos suelen asistir a estos encuentros de orgías camufladas con “rock cristiano”.

Es todavía mas grave el cuadro si se tiene en cuenta que muchos mayores, entre ellos quienes son vistos como líderes, son los principales promotores de lo que bien puede llamarse «pornografía auditiva cristiana».

Son innumerables los testimonios de jóvenes y adolescentes que incursionaron en el campo del llamado “rock cristiano”, y que luego lamentaron haber sido llevados a una vida promiscua, a las drogas y a toda clase de perversión sexual. Estos jóvenes, al menos muchos de ellos, ya no tienen fuerzas para regresar a la vida de santidad y pureza. No pocos incluso se están muriendo de sida. Otros tantos que desearían formar un hogar, están destrozados y saben que no lo pueden hacer.

Los años jóvenes pasaron rápidamente y la aparente libertad de pensar uno por sí mismo, no era otra cosa que las más crueles cadenas del pecado.

Muchos jóvenes se sienten defraudados, enfermos, sin ganas de vivir. Algunos de ellos incluso se suicidan, otros cometieron crímenes horribles y ahora de por vida están en la cárcel. ¿Qué o quién los empujó a esa vida? ¿Por qué teniendo padres cristianos fueron a fracasar completamente? De esto se encargó el “inocente rock cristiano”.

Mientras esto ocurre, hay no pocos líderes cristianos quienes los reciben en sus estudios (a los rockeros), para entrevistarlos y fomentar de esta manera aún más el infernal mensaje de Satanás.

Lo que se pondera hoy no es la santidad y el temor de Dios, sino la perversión y el amor erótico, además de drogas y alcohol.

Qué pueden y deben hacer los padres de estos jóvenes que están siendo llevados a esos encuentros como el buey al degolladero sin darse cuenta siquiera de lo que los espera?

Si usted ama a sus hijos, lo único que le queda es levantar la voz al cielo y pedir socorro divino. Los que promueven estos encuentros tienen solamente parte de culpa, pero detrás de estas “orgías emocionales” se encuentra Satanás mismo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

volver arriba