Menu

Escuche Radio América

La escasez de la Palabra de Dios

“…Y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días…” (1 S. 3:1b). No, las Biblias no escasean, tampoco son escasos los templos e iglesias, pastores y toda clase de “líderes cristianos”. Lo que escasea es la Palabra de Dios.

Los púlpitos son tribunas y consultorios de psicólogos, filósofos, metafísicos, sociólogos y maestros de entretenimiento para quienes desean comenzar la semana con un “barniz” de religiosidad.

     Ahora ya no somos solamente nosotros aquí en la Iglesia Bíblica Misionera de Ñemby y Radio América quienes hablamos de la rápida desaparición de iglesias bíblicas, es decir, iglesias que todavía creen en la Biblia y todo cuanto tiene que ver con sus doctrinas.  Lo que ocurre es que aquellos hermanos que buscan material de enseñanza en video, para televisión, están totalmente desilusionados, porque no encuentran lo que necesitan.  Todavía se puede hallar algo en el campo evangelístico, pero no se logra nada en la exposición de la sana doctrina.

     Días pasados recibimos una nota de un hermano de Guatemala, de la Iglesia Evangélica Centroamericana, quien solicitó nuestros estudios dominicales, justamente para usarlos en algunos pueblos del interior del país.  Gracias al Señor tenemos una buena cantidad de estos y será un placer compartirlos con los hermanos guatemaltecos.

     Continuemos orando para que el Señor nos siga dando, como hasta ahora, a hermanos que ayuden en este ministerio que glorifica Su nombre.  Si usted todavía no se ha dado cuenta de las necesidades y oportunidades que todo esto significa, le rogamos que evalúe a conciencia y delante del Señor.  Únase con los hermanos que ya nos están ayudando, porque no todos podemos explicar la Biblia, predicar, enseñar, manipular las computadoras, responder a los oyentes (especialmente los muy distantes), reparar los equipos, etc.  Pero es probable que usted pueda ayudarnos económicamente.  Hágalo ahora y el Señor sabrá recompensarle.  No digo que lo hará pronto, pero de seguro cuando comparezcamos ante Su tribunal: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo” (2 Co. 5:10).

     Oportunamente queremos organizarnos mejor en algo así como... Vanguardia al Servicio del Señor.  La idea es que un grupo de hombres y mujeres de nuestra iglesia, y sin duda algunos otros que ya están colaborando con nosotros y otros que deseen unirse, nos reunamos periódicamente.   Debe tratarse de hermanos deseosos de constituirse en una verdadera SOLUCIÓN para las emergencias financieras.

     Hace algunos días un hermano me dijo al salir del templo, que tenía una idea de qué y cómo se podría organizar algo para que en lo financiero nosotros, los que trabajamos en la radio, no tengamos que preocuparnos por esta parte.  Me pareció buena idea, aunque no estoy seguro qué exactamente tuvo en mente el buen hermano.

     Esta invitación se extiende también a todos aquellos que nos escuchan por internet.  Al abrir nuestra página descubrirán que lo pueden hacer automáticamente usando el pay-pal.  Encontrarán toda la instrucción necesaria y su donación llegará segura a la cuenta que tenemos.  Ya funciona y no hay peligro de perder el aporte.

     Para quienes disponen de recursos, pero no cuentan con tarjetas de crédito o algo así, pueden escribirnos a nuestra emisora y nosotros daremos las instrucciones acerca de cómo usar algunas agencias que operan en Paraguay y en la mayoría de las ciudades del continente.

     No estamos seguros del alcance que tenemos, pero no dudamos que muchos de nuestros hermanos se benefician tanto de los mensajes evangelísticos como de los doctrinales.  En otras palabras, mensajes para quienes aún no son salvos, pero desean conocer el camino de la salvación, y aquellos que ya son salvos, pero necesitan conocer las verdaderas doctrinas de Cristo y los apóstoles.

     ¿Podría usted indicarme algún otro ministerio mejor que Radiodifusión América, ya sea por su contenido o por su alcance?  ¿Conoce usted alguna emisora, aparte de las del grupo BBN, cuyos programas se ajusten a la Palabra de Dios?  ¿Puede asegurarme hermano, que las oportunidades que tenemos ahora para proclamar el evangelio las tendremos por mucho tiempo más?  ¿Está seguro usted de que ya está haciendo todo lo que puede y que el Señor lo sabe también?

    Permítame decirle algo más: Ningún otro grupo de cristianos o no cristianos está mejor informado de los días que vivimos, como los cristianos bíblicos.  Podemos contar con el conocimiento del por qué del deterioro de la verdadera fe cristiana y del destino final, tanto de la verdadera como de la falsa iglesias.  Ciertamente no nos agradan muchas de las cosas que ocurren en las iglesias hoy y hasta llegamos a avergonzarnos de ser cristianos; no porque tengamos vergüenza de compartir el evangelio, sino porque los circos que ofrecen hoy muchos “pastores” por televisión, en sus templos, por radio y en reuniones multitudinarias portan una gran carga de... «unámonos a cualquier precio».

     Le invito a leer detenidamente Ezequiel 16, donde Dios se queja de Jerusalén y de su pueblo Israel.  Habla del nacimiento de Israel como si se tratara de una mujer.  Luego dice que creció y se hizo muy hermosa, pero añade que fue Él mismo quien la cuidó y quería que fuera suya.  Pero ella se enamoró de amantes por todas partes.  Sin embargo Dios le dice al profeta que ella, siendo una ramera, no hizo como otras tantas que recibían dones y paga de sus amantes, ¡sino que ella buscaba a sus amantes y les pagaba!: “A todas las rameras les dan dones; mas tú diste tus dones a todos tus enamorados; y les diste presentes, para que de todas partes se llegasen a ti en tus fornicaciones.  Y ha sucedido contigo, en tus fornicaciones, lo contrario de las demás mujeres: porque ninguno te ha solicitado para fornicar, y tú das la paga, en lugar de recibirla; por esto has sido diferente” (Ez. 16:33, 34).  Es exactamente lo que ocurre hoy con la ramera del falso cristianismo.  ¿Acaso el “amante Vaticano” está desesperado por fornicar con la ramera “Ecumenita?  ¿No están haciendo los “líderes” cristianos actuales lo mismo, pagando precios tan altos a sus amantes como la seguridad de la salvación, la gracia divina, la auténtica santidad, la autoridad de la Biblia y la función del Espíritu Santo como el único vicario de Cristo?  ¿Cómo se llaman las “monedas” que esta ramera ofrece a sus amantes?:

•    Papa a cambio del Espíritu Santo, como el verdadero vicario de Cristo.
•    Tradición de los hombres a cambio de la Palabra de Dios.
•    Misa a cambio de la evangelización.
•    Sacerdotes como intermediarios a cambio de Cristo Jesús, como único intercesor.
•    Ceremonias y liturgias a cambio del Espíritu Santo.
•    Purgatorio a cambio del cielo.
•    Cristianismo por marianismo.
•    Filosofías de Jesuitas, Franciscanos, Carmelitos, etc. a cambio de la inapreciable Palabra de Dios.

     Note las palabras en Apocalipsis 17:15; 18:4, 5: “Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas... Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades”.

     ¡Que el Señor tenga misericordia de nosotros para que jamás seamos engañados por una ramera tan astuta!

volver arriba