Menu

Escuche Radio América

La restauración de la fauna en Israel

El Zoológico Bíblico de Jerusalén es un jardín ubicado en el barrio Malha de Jerusalén, en Israel.   Es famoso por su colección de animales salvajes que son mencionados en la Biblia, la mayoría de los cuales se encuentran en peligro de extinción. Íbices, gamos y gacelas, son solo algunos de los ejemplares característicos del área geográfica que aparecen mencionados en la Escritura y que el visitante puede contemplar hoy, en un entorno en conformidad con su hábitat natural.

Uno de los “buques insignia” del parque, es un centro de visitantes construido en madera con forma de arca, alberga a lo largo del año diferentes exhibiciones y se ha convertido en un punto de especial interés para los visitantes.  Este peculiar zoológico es una reserva verde que contrasta con los barrios residenciales de edificios de piedra característicos de Jerusalén.

Los responsables tienen la tarea de preservar especies amenazadas por la mano del hombre o fenómenos de la naturaleza.  Todo el complejo acoge a más de un millar de mamíferos, pájaros, reptiles y anfibios, que representan a más de 140 especies diferentes y se distribuyen en dos áreas principales.

La primera abarca a los animales mencionados en el Pentateuco, muchos de los cuales se creía que se habían extinguido de la fauna israelí.   Este parque se llama Zoológico Bíblico porque tiene la colección más grande de animales mencionados en la Biblia.  Como por ejemplo, el león asiático, que vivió hasta el tiempo de las Cruzadas y el oso marrón sirio, presente hasta el comienzo del siglo veinte.  Cerca de 30 especies de animales citados en la Biblia en peligro de extinción, se encuentran hoy en su hábitat natural, criados en cautividad para posteriormente reintroducirlos en su entorno original.

La segunda colección comprende especies de animales clasificados como raros o amenazados, entre las que se cuenta un crustáceo ciego de color blanco traslúcido, encontrado junto a otras especies inéditas en una cueva descubierta en el 2006 de forma fortuita en Galilea.   Los responsables del zoológico de Jerusalén han llevado hasta allí el agua de la caverna original, y para preservar esta especie la mantienen en cautividad en receptáculos oscuros, esperando el momento propicio para trasladarla a su hábitat natural.

Pese a ser un país pequeño, de poco más de 20.000 kilómetros cuadrados, Israel cuenta con diferentes ecosistemas, climas, y zonas geológicas que acogen una gran diversidad de fauna y flora.  Su territorio está situado en una faja donde confluyen tres continentes: África, Asia y Europa, pero el desarrollo masivo que se produjo en el siglo veinte provocó la desaparición de muchas especies.

Por ello, la labor de preservación en el siglo veintiuno se ha tornado en una “misión divina” para los responsables de este zoológico que luchan contra la implacable urbanización del ser humano.

Leemos en el sitio de la Internet en inglés de la Biblioteca Virtual Judía, que “Los estudios demuestran que cerca de 500 millones de aves cruzan el estrecho espacio aéreo de Israel dos veces al año en el curso de sus migraciones.  En consecuencia, Israel se ha convertido en una atracción para los amantes de las aves en todo el mundo’.

“La investigación sobre las aves migratorias en Israel, basada en satélite y mediante la vigilancia por radares, permite hoy realizar un seguimiento de ellas, desde Israel hasta sus zonas de anidación de invierno en África, y de vuelta hacia el norte, a través de Israel, a sus zonas de anidación de verano en Europa”. 

Un fenómeno natural que se ha observado, es que la población de buitres está aumentando en gran manera.  Y muchos se preguntan: ¿Está a punto de cumplirse la profecía del Apocalipsis?  Si bien algunos podrían considerar esta posibilidad como un salto injustificado de la especulación, los creyentes sabemos que Israel hoy se está moviendo inexorablemente hacia el cumplimiento final de numerosas profecías del Fin de la Edad.

Israel se está preparando para días terribles, pero también maravillosos en los que Dios recibirá toda la gloria cuando los libre de sus poderosos enemigos.  Será algo tan asombroso que nadie dudará que todo fue acción Divina.

Permítannos a continuación compartir con ustedes una porción de un artículo escrito por el autor cristiano Noah Hutchings, quien fuera director del ministerio Southwest Radio Church y el cual dice: “Cuando los judíos estaban ausentes de su territorio durante la diáspora, la tierra se convirtió en un desierto virtual.  Sin árboles o cultivos de cereales, la población de animales silvestres y aves, incluidos los buitres, desapareció.  Ahora que los judíos están de regreso, los árboles cubren el territorio y los extensos cultivos de todo tipo proporcionan alimento para las aves y los animales salvajes una vez más.   La población de buitres de Gamla, en el lado este del mar de Galilea, ha ido en aumento en los últimos años.  El uso de pesticidas contribuyó al envenenamiento de ciervos y otros animales, los que a su vez eran devorados por los buitres y aves de rapiña, haciendo que el número de estas especies disminuyera de manera dramática en todo el territorio de Israel”.

Sin embargo, en la actualidad, los buitres negros, los que también reciben los nombres vulgares de zamuro, zopilote, gallinazo, zoncho, chulo, golero, urubu y el nombre guaraní yryvu - que traduce cuervo y que se le aplica en Paraguay, se están multiplicando de manera increíble en Israel.

El programa Extendiendo las Alas, a fin de resucitar esta población de aves de rapiña ha colocado áreas especiales de alimentación y anidación en diversos lugares del país.  

La preparación y colocación de nidos y estaciones de alimentación para los buitres en todo Israel, ha contribuido a que su número haya aumentado de manera increíble.   Ahora, incluso hasta los buitres heridos que no pueden volar, gracias al esfuerzo científico pueden aparearse con las hembras.  Pero... ¿Por qué los judíos tiene tanta afinidad por los buitres?  Las Escrituras proféticas le asignan una función muy importante a las aves que se alimentan principalmente de carroña, tal como los buitres.

Leemos en la Palabra de Dios, que cuando todos los ejércitos del mundo se hayan congregado en el valle del Armagedón, y después que el Señor Jesucristo y los ejércitos celestiales hayan exterminado a millones del ejército del Anticristo.  “... Un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes... Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos”  (Apocalipsis 19:17–18, 21).

El Señor ciertamente ha bendecido a Israel.  Y si usted lee sobre su historia natural, descubrirá muchas cosas interesantes.  La riqueza y la diversidad de animales, plantas y terreno en ese pequeño país son simplemente increíbles.  En la antigüedad los cartógrafos solían dibujar a Israel y en medio del mapa a Jerusalén como su centro.  La nación está en la confluencia de tres continentes, se encuentra entre las zonas templada y tropical, y tiene tres tipos de clima: el  Mediterráneo, la estepa y el desierto, y por consiguiente una increíble diversidad de animales y plantas.

Las aves del sur y del norte vuelan sobre Israel en sus patrones migratorios anuales.  Millones y millones de ellas.  Cada primavera unos 500 millones de pájaros se detienen en una pequeña zona - un santuario en la punta del Golfo de Aqaba, en el camino desde el corazón de África hasta la vastedad de Europa y Asia.  En los años 1960, Eilat, a la cabeza del Golfo de Aqaba, fue reconocido como la encrucijada vital de las aves entre tres continentes, un embudo natural a través del cual las aves de Europa y Asia transitan en su camino hasta las zonas de alimentación invernal en Etiopía y alrededor del Lago Victoria.

La ubicación única de Israel en la confluencia de tres continentes, lo ha convertido en una especie de cuello de botella y un cruce para la migración de aves, como ningún otro sitio en el mundo.  La investigación durante la última década ha demostrado que alrededor de 500 millones de aves migratorias sobrevuelan el estrecho espacio aéreo de Israel y emigran sobre el Líbano, Jordania, Israel y Egipto hasta África.

Tomemos un minuto para leer una interesante nota este respecto, del Comentario de Adam Clark, el que expone: “En la página 114, numeral 25 del ‘Synopsis Sohar’ dice: ‘Y serán los cuerpos muertos de este pueblo para comida de las aves del cielo y de las bestias de la tierra.  En el tiempo cuando Dios ejecute su venganza en favor del pueblo de Israel, alimentará a las bestias de la tierra por doce meses con la carne de ellos, y a todas las aves de rapiña por siete.  Es bien conocido que tanto las bestias como las aves de carroña están acostumbrados a frecuentar los campos de batalla, ya que viven de los cadáveres.  Habrá una destrucción universal: los reyes, generales, capitanes y todas sus huestes serán asesinados’”.

Las aves que se mencionan aquí, son las aves de rapiña, las que se alimentan de la carne de los muertos.  En este caso y tal como dice la Escritura los muertos sumarán millones.

volver arriba