Menu

Escuche Radio América

Superticiones pasadas y presentes

Esta es la definición que ofrece en parte La Enciclopedia Encarta de la palabra «superstición»: «Creencia o práctica que por lo general es considerada como un hecho irracional, resultado de la ignorancia o el miedo a lo desconocido.

  Implica una creencia en fuerzas invisibles y desconocidas sobre las que es posible influir a través de ciertos objetos o ritos.  La magia negra o hechicería, la brujería y, en general todo lo oculto, se considera como superstición».  Queda claro entonces que superstición es todo lo que tiene que ver con el ocultismo.

En todas las épocas de la historia han habido brujos, videntes, magos, maestros hindúes, nigromantes y clarividentes.  Babilonia fue la sede de los adivinos, astrólogos y pronosticadores, quienes sacrificaban animales y examinaban sus vísceras a fin de encontrar presagios para el futuro.  En Babilonia antigua frecuentemente se lanzaba una piedra en un estanque de agua y se examinaban las ondas que se formaban en el agua para determinar el futuro.  Los órganos internos de los animales muertos también eran analizados.  El hígado era especialmente valioso para determinar el futuro, para predecir la buena fortuna o anticipar presagios.  La práctica de la astrología, el observar las estrellas, ha sido común desde el comienzo de la humanidad como un medio de predecir el futuro.

De Babilonia, la práctica pasó a manos de los antiguos etruscos.  Ellos fueron los marinos precursores de los romanos, llegando a convertirse en el corazón del imperio romano.  Finalmente, todos los romanos se dedicaron a buscar en las vísceras de los animales muertos, qué tenía el futuro para ellos y sus ejércitos.  En Grecia no había hombre de estado ni líder de negocio que no consultara a la Pitia, la profetisa de Delfos, en su anhelo de saber qué les deparaba el mañana.

Y hoy, no somos diferentes a los antiguos, la humanidad continúa buscando a los pronosticadores de fortuna.  Incluso en Estados Unidos donde encontramos gente tan culta e ilustrada, hay literalmente cientos de swamis, clarividentes, adivinos y psíquicos que aseguran predecir el futuro.  Todos los canales de televisión anuncian las líneas especiales de los astrólogos.  Y lo mismo sucede con los canales hispanos, los que también tienen sus propios psíquicos y psíquicas.  Muchos de ellos perciben salarios fabulosos por predecirles el futuro a sus clientes adinerados.  Hombres de gran poder económico, magnates en la industria, hombres de estado, políticos y estrellas de cine, son incapaces de hacer algo sin consultar primero a un psíquico o a un astrólogo.

Muchas personas que leen sus predicciones astrológicas en los diarios, jamás se suscribirían a un periódico en el que no se publicara el horóscopo.  Hoy vemos lo que literalmente podríamos llamar una explosión de SUPERSTICIÓN.  Hay decenas de números telefónicos a los cuales las personas pueden llamar y hablar en vivo con un psíquico.  Los ciudadanos sólo tienen que marcar un número y hablar con alguien que supuestamente puede aconsejarlos en el amor, ayudarlos a encontrar un trabajo o asesorarlos respecto a la bolsa de valores y sobre inversiones y hasta interpretarles sus sueños, que es una de las supersticiones más difundidas.

Estos videntes se valen de las cartas del Tarot, las runas, la astrología, la bola de cristal, etc.  Claro está, cuando las personas visitan personalmente a un psíquico, entonces les leen la palma de la mano, el tabaco, el café o echan los caracoles para ver lo que ellos tienen que decir.  En Francia actualmente hay más médiums y espiritistas que pastores.  Algunos dicen que Francia se ha convertido en una nación ocultista.  Desafortunadamente hoy estamos viendo lo mismo en Estados Unidos y en el mundo occidental por entero.

La superstición es la desviación de la fe verdadera hacia creencias falsas y temores infundados.  Las personas que no conocen verdaderamente a Dios, cuando algo les sale mal, creen que han caído en desgracia con los seres del mundo invisible.  De inmediato acuden al curandero, único personaje que puede neutralizar o restablecer la buena armonía entre el hombre y los espíritus.  Es así como la superstición ha llegado a ser una fuente lucrativa para curanderos y rezanderos.

Cada región de la tierra tiene y practica sus propias supersticiones.  Si tuviéramos que dar una lista de ellas, ésta sería interminable.  Los amuletos de la buena suerte, como herraduras de caballo, patas de conejo, monedas, relicarios, escapularios, estampas y medallas religiosas, se guardan o usan para alejar el mal o atraer la buena fortuna.  A continuación y sólo como ejemplo, mencionaremos algunas de las supersticiones más comunes:

El mal del ojo.  Esta misteriosa enfermedad ataca preferentemente a los niños.  Se origina cuando alguien los mira o les hace cariño estando de mal humor o si la persona tiene el ojo fuerte.  Los síntomas son: vómitos, fiebre y diarrea.  Al niño ojeado nunca se lo lleva al médico, porque no sabe curar esta clase de enfermedad.  La especialista es la “rezandera”, quien reza unos cuantos “Padrenuestros” y “Avemarías”, haciéndole un sin número de “cruces” y supuestamente el niño sana de inmediato.

El picor en la mano.  Esta superstición aún es popular en Puerto Rico y también en Colombia.  Se dice que cuando le pica a uno la palma de la mano derecha es que va a recibir dinero que no espera, pero si se trata de la izquierda, tendrá gastos inesperados.

El zumbido en los oídos.  Esta superstición es bien popular.  Se cree que cuando a una persona le zumban los oídos es porque alguien está hablando de ella.  Si el zumbido es en el oído derecho, generalmente se piensa que están hablando bien, pero si es en el izquierdo, por seguro no es nada bueno.

Lluvia con sol.  Se suele decir que cuando llueve y está soleado es porque se están casando una pareja de ancianos.

Trabajar en Viernes Santo.  Hacer cualquier trabajo o labor en un Viernes Santo se consideraba de mala suerte.  Se solía decir que si se clavaba en ese día la madera sangraría.  Igualmente se decía que si se cavaba en un Viernes Santo, del agujero brotaría sangre.

Barrer los pies.  Se creía que si se le barría los pies a una joven soltera, ésta se quedaría para vestir santos, es decir, que sería una solterona de por vida.  Esta superstición aún se conserva.

La sombrilla abierta.  Se piensa que es de mala suerte abrir una sombrilla dentro de la casa.

Las tijeras abiertas.  Es una creencia popular en muchas partes del mundo, que dejar unas tijeras abiertas dentro de la casa causa peleas y discusiones entre sus moradores.

Los aullidos de los perros en la noche.  Se piensa que escuchar los aullidos de los perros insistentemente durante la noche, presagia una muerte o que el espíritu de un difunto ha pasado por ese lugar.

El martes.  El día martes ha sido considerado de mala suerte en muchas partes.  Casi todos conocemos el dicho popular: «Martes, ni te cases ni te embarques ni de tu familia te apartes».

La escoba al revés.  Se dice que para alejar una visita no deseada o sacarla de la casa hay que colocar una escoba al revés detrás de la puerta.

El zapato al revés.  Se cree que tener un zapato al revés trae mala suerte.

Tirar agua en Año Nuevo.  Se cree que el tirar agua fuera de la casa antes de la última campanada de la medianoche en la despedida del año, sirve para echar fuera la mala suerte.

El espejo.  Según la tradición romper un espejo trae mala suerte durante siete años.  Las supersticiones relativas al espejo se cuentan entre las más antiguas.  Como nuestro reflejo esta en él, la creencia es que si se rompe nos hacemos daño a nosotros mismos.  Dañar un espejo es dañar el alma.  La leyenda del vampiro refleja con mayor fidelidad el aspecto negativo de las supersticiones relativas al espejo, ya que como se dice que el vampiro no tiene alma, pues no tiene reflejo.  Mientras el vampiro poco a poco va apoderándose de su víctima, ésta también poco a poco va perdiendo reflejo.  Por eso se dice que los vampiros no se ven reflejados en el espejo.  Tampoco es aconsejable mirarse en un espejo roto.

Las escaleras.  Se dice en varios estados de Estados Unidos, que la acción de subir una escalera que tenga un número impar de travesaños trae muy buena suerte, mientras que ocurre lo contrario cuando se pasa por debajo de una de ellas.  El origen de las supersticiones basadas en las escaleras, se origina del miedo al patíbulo.  En Europa y en Norteamérica, durante períodos históricos pasados, el patíbulo solía ser alto y generalmente había que usar una escalera de mano para colocar la soga en la posición correcta, luego tenía que volver a usarse para retirar el cadáver.  Cualquiera que pasase por debajo de la escalera, se encontraba ante la muerte en más de un sentido.  Este es el origen de esta enigmática y antigua superstición.

El gato negro.  En el ámbito europeo, las supersticiones sobre el gato son muchas.  Por ejemplo, el gato negro puede traer buena o mala suerte dependiendo del lugar y la circunstancia de su encuentro: unas creencias dicen que el gato negro es portador de mala suerte, mientras que otras creen que la mala suerte la trae el gato rojizo.

Fetiches o amuletos.  El fetiche o amuleto es un objeto que se lleva en el cuerpo como seguridad personal, algo así como un chaleco antibalas contra los malos espíritus y también para traer buena suerte a su poseedor.  Tal objeto para llegar a adquirir poder tiene que ser preparado por el curandero o por un sacerdote, con cantos, oraciones y palabras mágicas para que así cumpla bien la misión encomendada.  Los antiguos para protegerse de los malos espíritus, colgaban en sus cuellos manojos de cabellos, cuernos, uñas, cabezas de sus víctimas, etc.  Ese temor a los poderes malignos sigue existiendo, sólo se ha cambiado de nombre los objetos.  Hoy en día son las herraduras, reliquias de los santos, cruces, medallas, escapularios, rosarios, agua bendita, etc.; objetos que defienden y traen buena suerte a sus poseedores, como señal de que están bien protegidos.

La pata de conejo.  Se ha estimado que más de 20 millones de norteamericanos en esta edad de la ciencia y de la sofisticación, siempre llevan consigo una pata de conejo o cualquier otro amuleto para la buena suerte.

Engañando a los fantasmas.  Una antigua costumbre funeraria que prevalecía en Escocia hasta tiempos recientes, era sacar el cadáver del difunto, no por la puerta principal, sino a través de una abertura especial hecha en un costado de la casa, la cual era tapiada tan pronto salía el ataúd.  La creencia era que así se impedía que el difunto tratara de volver a la casa, porque la única puerta que conocía ya no existía.

Escupir para la buena suerte. Los muchachos tienen la costumbre de escupir sobre una moneda que le han regalado.  Los boxeadores se escupen las manos para la buena suerte, al igual que los jugadores de béisbol.  El escupir era como una especie de amuleto entre los antiguos griegos.

Las creencias populares son muy variadas, su origen se pierde en el tiempo.  Por ejemplo, se cree que clavar herraduras sobre las puertas de las casas o tiendas de comercio aumentará el negocio.  Que cuando se abre la boca hay que hacerse la señal de la cruz para que no entre el diablo.  Entre todas estas supersticiones y augurios, tal vez los católicos van a la cabeza.  Existe la creencia generalizada que cuando se quiere vender una casa, hay que pedirles a San José y a la virgen María que oren por usted y por su intención de vender la casa.  Para que todo sea más efectivo debe colocarse una estatua de San José en la ventana o enterrar la estatua del santo en la tierra cabeza abajo.  Que para conseguir esposo hay que colocar la estatua de San Antonio cabeza abajo.  La tradición popular compendia una serie de creencias y mitos que han ido pasando de generación en generación.

Todas las supersticiones mencionadas son práctica común entre los no regenerados, y aunque a algunos les puedan parecer divertidas, ante Dios son abominación.  Pero... ¿Qué diremos de esas otras supersticiones que practican personas que se llaman a sí mismas cristianas?

Supersticiones en “cristianos evangélicos”

En nuestros días se está promoviendo a Dios como si se tratara de la última lotería, de un juego de ruleta o de una máquina tragamonedas, arreglada para que pague tan pronto usted le coloca la moneda en la ranura, pero que al igual que la máquina, no le dará un centavo si antes no ha depositado dinero.

¡Qué desgracia!  Es increíble la profundidad de la corrupción en que se hunden algunos llamados “cristianos” para sacarle el dinero a la gente.  Si usted sintoniza las cadenas de televisión “cristianas” (LeSEA, World Harvest TV, Daystar y Trinitiy Broadcasting Network) durante sus teletones, esto será lo que verá y escuchará: La mentira y el engaño en su nivel más bajo.  Cómo estos autoproclamados ungidos, toman el nombre de Dios blasfemamente para desplumar a los incautos.

En el capítulo 8 del libro de Hechos, tenemos un incidente muy interesante que les ocurrió a Pedro y Juan en Samaria.  Dice el recuento bíblico que un hombre llamado Simón se había convertido en cristiano, y después de ver el don de Dios que recibían los nuevos creyentes, les preguntó a Pedro y a Juan si también podía obtenerlo a cambio de dinero.

Esto tiene un significado particular hoy, porque muchos teleevangelistas “cristianos” en la actualidad, usan la misma táctica de Simón para que las personas les den dinero durante sus teletones.  Estos falsos maestros engañan a los ingenuos para que crean que de hecho podemos comprar un milagro de Dios.  Enseñan que si les enviamos dinero, podemos esperar una bendición, un milagro, sanidad, o que el Señor nos devuelva el cien por ciento por nuestra inversión.

He visto con mis propios ojos que los teleevangelistas en las cadenas de televisión de Estados Unidos Trinitiy Broadcasting Network, Daystar y LeSEA, usan esta táctica.  Los falsos maestros favoritos que desempeñan el papel de Simón son: John Avanzini, Steve Munsey, Benny Hinn, Rod Parsley, Paula White, Joyce Meyer, T. D. Jakes, Jentezen Franklin, Mark Chironna, Paul Crouch y muchos otros.  De hecho, la lista de los principales teleevangelistas en Estados Unidos suma 103.

La mayoría de cristianos no se sienten ultrajados en forma alguna porque los despojan de su dinero y los manipulan, con el cuento de “la semilla de fe”, sino que continúan apoyando económicamente a estas cadenas de televisión “cristianas” y a sus falsos maestros, para detrimento y daño de todos los hijos de Dios.  En Estados Unidos estos engañadores son cada vez más desvergonzados.

El pastor Rod Parsley le envía cartas a sus fieles en las cuales asegura que personas que han sembrado “la semilla de fe”, han sido sanadas milagrosamente, hasta de sida.  No obstante, no ofrece nombres, ni documentación alguna sobre estos cuentos.  Él espera que usted crea que una simple espada barata de plástico que le envía por su “semilla de fe” de mil dólares, está ungida con el Espíritu Santo, y que de esta manera usted también recibirá el “espíritu”.

La teleevangelista Marilyn Hickey vende a diez dólares, unas bandas rojas de caucho para que las personas se las pongan en la muñeca por siete días y reciban bendiciones.  También vende aceite para la unción, harina de maíz milagrosa, paños de oración, estrellas de Navidad y una estatua ungida del arca del pacto.  En el pasado ha vendido monedas de a centavo benditas, semillas milagrosas de zanahoria y paños ungidos mágicos para la sanidad.

Morris Cerullo, por su parte, transfiere “una doble porción” de una extraña e inexplicable unción, por medio de un manto que les envía a los fieles, claro está, después que recibe una doble porción de dinero de “la semilla de fe” para su ministerio.

Robert Tilton en su programa Success in Life (Éxito en la vida), promete milagros innumerables y bendiciones de Dios, y asegura que usted puede curarse “por fe”, si le envía “un voto de mil dólares a su ministerio”.  Si lo hace se verá libre de cáncer, enfisema, dolores de cabeza, problemas con sus tarjetas de crédito, etc.  Si necesita un auto, un divorcio, si es alcohólico, el problema que sea, sólo tiene que enviar los mil dólares y su “fe” le solucionará cualquier problema.

El ministerio de Joyce Meyer vende una dieta milagrosa.

La cadena de televisión “cristiana” Trinity Broadcasting Network vende aceite bendito.

El Pastor C. Peter Wagner, del ministerio cristiano Inner-City Christian Discernment, informa de personas en Argentina que aseguran haber perdido grandes cantidades de peso en “cruzadas evangélicas”, que les salió cabello, o que les fueron calzados los dientes, añadiendo que no se tiene documentación alguna que demuestre estos hechos.  La lista es prácticamente interminable.  Sin embargo, mencionamos estos casos aislados para advertirlo de lo que está ocurriendo.

La Iglesia Universal del Reino de Dios o Pare de Sufrir.  Si bien en su proclamación oficial se reconocen como una iglesia evangélica, que sigue y predica las enseñanzas fundamentales emanadas de la Reforma, son muchas las diferencias que la apartan de la iglesia protestante.  A continuación mencionaremos algunos de los “objetos ungidos” que tienen para la venta.

* Rosa bendita ungida: roja para cuestiones de salud, amarilla para la prosperidad y blanca para asuntos sentimentales.

* Aceite bendito ungido.

* Alianza bendita ungida.

* Semillas benditas ungidas.

* Agua del río Jordán.

* Arena de la playa del mar de Galilea.

* Aceite del monte de los Olivos.

* Vara de Jacob.

* Pan bendito para asegurar la salud del cuerpo y el espíritu y también la prosperidad económica.

* Agua que bendicen a través de la radio o la televisión.  Aseguran que todas las cosas bendecidas en las reuniones, cuando se llevan a la casa, transportan la presencia de Dios para bendecir.

* Reparten trozos del “manto de Jesús”.

* Paquetes con sal.

* Algodón bendito.

* Rosa de Sarón.

* Lodo del mar Muerto.

* Fotografías de familiares ungidas con aceites santos y elevadas delante de Dios en actitud intercesora para obtener favores.

* Trozos de la tumba de Jesús.

* Pedazos de la cruz de Jesús.

  • Una iglesia similar y con el mismo nombre, también opera en África y en muchísimos otros países.  En África los líderes aseguran que tienen poder para curar el sida y todo tipo de enfermedades.  Aseguran igualmente que pueden proporcionar riquezas y poder.  Durante las ceremonias que se llevan a cabo, realizan imposiciones de manos violentas, toman a la persona por el cuello y la sacuden con violencia con el propósito de expulsar a los demonios causantes de las enfermedades.
  •  El teleevangelista Peter Popoff en 1987 se declaró en bancarrota cuando la verdad de “sus milagros” fue puesta al descubierto por James Randi en el programa de televisión nacional de Johnny Carson.  Durante sus cruzadas evangélicas, Popoff describía en forma exacta el nombre, dirección y enfermedad específica de los miembros de su audiencia, una hazaña que era considerada como una revelación directa de Dios.  Sin embargo, el milagro consistía en que Popoff se colocaba un audífono dentro del oído mientras que su esposa Elizabeth Popoff, y sus ayudantes Volmer Thrane (hermano de su gerente), Nancy Thrane y Reeford Sherrill, recolectaban información de las personas allí reunidas y luego se la trasmitían a través del audífono.  Además los supuestos inválidos que sanaba eran personas que podían caminar muy bien y que habían sido contratadas por el propio Popoff.  Pese a todo, lo increíble es que el señor Popoff está de regreso en la televisión nacional de Estados Unidos, efectuando sus cruzadas en las cuales realiza supuestos milagros al imponer las manos.  Está vendiendo actualmente paquetes de agua milagrosa a los televidentes.  Según él, el agua soluciona todos los problemas físicos y financieros.  Pero el agua milagrosa es sólo el principio, porque una vez que usted se encuentra en la lista de correo de Popoff recibirá carta tras carta, en las que pide más y más dinero, a cambio de milagros.

Una de las cartas llega acompañada con una pequeña bolsita de “oraciones benditas” y sal del mar Muerto.  Las instrucciones dicen que se debe comer la sal por un período de tres días, luego enviarle 27 dólares.  El programa de televisión 20/20 contrató a un laboratorio para que examinara la sal y los resultados fueron, «que la sal no tenía semejanza alguna con la sal del mar Muerto, sino que portaba todas las características químicas de la sal de mesa regular».

Las cartas de Popoff también van acompañadas de un pedazo de guirnalda dorada, tal como la que se coloca en los árboles de navidad, a lo que él llama “la pulsera de bendiciones de oro y plata” y una hoja de papel cortada en pedazos, para que escriba sus peticiones en cada pedazo y se los envíe, y así él los colocará en una lista de oración.  La carta concluye diciendo: «Dios está pidiendo que devuelva sus peticiones con una ofrenda de obediencia de 200 dólares».

• Dios le dijo a Steve Munsey, otro teleevangelista, que llenara seis tinajas grandes de piedra con agua y luego colocara en su interior peticiones de oración.  Estos recipientes, según él, representan el primer milagro de Cristo, cuando transformó el agua en vino en las bodas de Caná.  A la conclusión de su programa, durante la oración, Munsey hacía añicos las tinajas para “liberar la doble porción de bendiciones” para esos que eran obedientes y daban sus donaciones a Daystar.

Como esta treta resultó tan provechosa, ahora Munsey entra en una pileta plástica llena con peticiones, además de suciedades que representan las cargas y presiones de todos.  Luego de gritar y gesticular en forma frenética dentro de la pileta, reclamando y exigiendo las bendiciones de Dios, libera el agua para que las personas sean bendecidas y liberadas de sus cargas y tribulaciones.

La plegaria contemplativa

La plegaria contemplativa es una práctica que se deriva del misticismo oriental.  Preciosos conceptos bíblicos como la gracia y el amor de Dios son de hecho reemplazados por vagas nociones de totalidad mediante una técnica de meditación religiosa oriental.

Caminando el laberinto

El concepto del laberinto, tan popular en muchas iglesias hoy, es una metáfora para la jornada de la vida.  La madre del movimiento moderno del laberinto es la “reverenda” Lauren Artress, de la Catedral Episcopal Grace en San Francisco, California.  Artress, quien no disimula su desprecio hacia los fundamentalistas “por su estrechez de mente al interpretar la Biblia literalmente”, es quien más ha puesto de moda esta práctica que se remonta a miles de años.

Los laberintos son un símbolo poderoso en muchas culturas, lo han sido por miles de años.  En las ruinas de ciudades antiguas en Turquía se han descubierto laberintos de siete circuitos que datan del año 5000 A.C.

De acuerdo a la señora Artress y todos los que creen en esta práctica, cuando se camina a lo largo de una réplica del laberinto de Chartres, que fuera dibujado en el piso de la Catedral de Chartres en Francia, alrededor del año 1220, se está descubriendo una tradición mística olvidada por largo tiempo, pero que ahora ha revivido.  Enseñan que hay tres etapas en esta caminata:

  • La primera es de purgación.  Es la liberación, el dejar los detalles de la vida.  Es el acto de verter pensamientos y distracciones.
  • La segunda es iluminación.  Por eso se recomienda que al llegar al centro, la persona permanezca allí, tanto como pueda, porque es un lugar de meditación y oración.  Para que reciba en ese sitio lo que está para recibir.
  • La tercera es la unión, el regreso.  Se aconseja que al salir del centro se siga el mismo sendero del medio, tal como vino, luego que entre en la tercera etapa, lo cual es la unión con Dios, con su Poder Superior, o las fuerzas sanadoras que obran en el mundo.  Cada vez que la persona camina el laberinto tiene más poder para encontrar y hacer el trabajo que su alma anhela.

La Iglesia Emergente

Existe un movimiento creciente y actual entre la iglesia, llamado la Iglesia Emergente, y se está extendiendo por todo el mundo.  Este movimiento, que supuestamente está “reinventando el cristianismo”, se basa en la experiencia, en la estimulación de los sentidos.  Utiliza iconos, velas, incienso, liturgia y los sacramentos, proveyéndole a la generación posmodernista una atmósfera que le permite tocar, sentir, oler y ver a Dios.

La Iglesia Emergente es un movimiento diverso dentro del protestantismo cristiano, que surgió como una reacción a la influencia del modernismo en el cristianismo occidental.  Las reuniones de esta “iglesia” están acompañadas por conciertos estruendosos con música rock.  Con las personas repitiendo versículos de la Biblia al ritmo del rap.  Reuniones artísticas en donde los asistentes expresan su espiritualidad en medio del servicio.  Videos parpadeantes e incienso quemándose por los rincones.  Cruces célticas, poesía, filosofía, interacción y contemplación.

Los servicios de adoración son multisensoriales.  Los sermones están acompañados por la respuesta de la audiencia.  Se han revivido los rituales antiguos, mientras que todo va acompañado por efectos visuales de alta tecnología.  Esta es la moderna “Iglesia Emergente” en Estados Unidos.

Pero... ¿Qué es en realidad la “Iglesia Emergente?  Es simplemente la penetración del mundo secular dentro de la iglesia.  Es otro camino hacia el catolicismo romano.  Es un término que se usa para referirse a un grupo particular de cristianos que están redefiniendo el cristianismo en conformidad con el posmodernismo.  Sin embargo, el posmodernismo es un punto de vista mundial que le da mucho valor a la espiritualidad, al pluralismo, la experiencia, la relatividad, el altruismo, la comunidad, las artes, el medio ambiente, la globalización, el holismo y la autenticidad.

En ella no hay verdad, sólo verdades.  No hay principios, sólo preferencias.  No hay grandes razones, sólo razones.  No hay civilización privilegiada, sólo culturas múltiples, creencias, períodos y estilos.  No hay pecado, sólo errores.  No hay un solo camino hacia Dios, sino varios.  No hay homosexualidad ni lesbianismo, sólo diferentes formas de expresar el amor.  No hay un solo punto de vista mundial que capture la realidad.  Sin embargo, “la Iglesia Emergente busca espiritualidad”.

Son cristianos impacientes y cansados con las fórmulas rígidas de la iglesia y la sana doctrina.  Desean nutrir a un “cristianismo clásico” que promueva el amor de Cristo por medio de esta Iglesia Emergente.  Machacan incesantemente con una teología plagada de las prácticas arcanas de la fe, en un mundo moderno de física cuántica, de viajes espaciales, televisión por cable e internet.

La suposición es, que el modelo de la iglesia tradicional no funciona entre los jóvenes de hoy.  Personas que han estado apartadas de la iglesia le han dado la bienvenida a estas nuevas experiencias de adoración, disgustados por las reuniones silenciosas.  No obstante, los jóvenes anhelan “espiritualidad, un encuentro con lo sagrado”, pero detestan la música suave y el odioso debate teológico de la doctrina.

Es así como la Iglesia Emergente evoca la espiritualidad mediante el uso de velas, obras de arte de color negro o cortinas oscuras sobre las paredes.  Es interactiva, algunas iglesias no tienen bancas, sino sofás.  Involucran el cuerpo, por eso una congregación en Minneapolis ofrece yoga y masaje terapéutico.  Los líderes de la Iglesia Emergente, le dan gran importancia a la comunión y a la lectura de la Biblia.  Alaban a los liberales por promover lo que ellos consideran como valores de justicia que los conservadores han negado por décadas.  Los emergentes pueden ser reconocidos por los siguientes valores:

  •  Por su vida misionera.  Ya que enfatizan que los cristianos deben ir por el mundo y servir a Dios, en lugar de aislarse viviendo entre la comunidad como individuos de mente estrecha.
  • La teología narrativa.  La enseñanza se centra en las presentaciones narrativas de fe, no en la teología sistemática.
  •  El parecerse a Cristo.  Mientras son negligentes con el estudio de la Escritura, centran su atención en la adoración y emulación de la persona de Jesucristo, a quien no ven como un Señor y salvador, sino como un innovador, una especie de hippie.
  •  Autenticidad.  Las personas en la cultura posmoderna buscan experiencias reales, auténticas según ellos, en lugar del estudio de la Escritura.

Danza en las iglesias

Ya no son sólo los carismáticos y los pentecostales los que danzan en la iglesia contemporánea.  Tampoco se trata de los grupos de baile y coreografía que acompañan las cruzadas evangélicas de las luminarias en el firmamento ecuménico, sino que ahora es común ver a “cristianos” de congregaciones más conservadoras como metodistas, bautistas y presbiterianos, danzando en los templos como un medio de adoración.  Esto es tan popular en este día, que las mega iglesias en particular imparten cursos especiales para enseñar la “danza cristiana”.

Incluso hasta los católicos ecuménicos participan con entusiasmo en la danza sagrada.  El jesuita Robert VerEecke, ha dirigido el conjunto de Danza Litúrgica de Boston durante los veinte años pasados, y sirve como capellán en el Boston College, al igual que como sacerdote de la Iglesia de San Francisco Javier.

Son muchos y muy variados los estilos de danza, desde las judías que bailan en corrillos con panderos, hasta salsa, merengue, bachata, balada, hawaiana, rock y jazz “cristianos”.  Si no cree que esto ocurre vaya a cualquiera de los principales portales de internet y escriba «escuelas de danza cristiana» en inglés o en español y verá la lista interminable de iglesias que imparten estas clases, además de las escuelas de danza cristiana en Estados Unidos, México, Centroamérica y Sudamérica.

El periódico New York Times incluso, publicó recientemente un artículo sobre una escuela de danza de adoración.  Esto nos da una idea de la popularidad que ha alcanzado la danza dentro de las iglesias evangélicas.  Esta escuela que opera en un barrio neoyorquino está dirigida por una ex bailarina de Broadway llamada Wendy Heages.  Desde que comenzara hace siete años, la escuela ha crecido de unos diez estudiantes a más de cien, muchos de los cuales son enviados por sus iglesias para que aprendan este arte.

Según la señora Heages, «los movimientos de la danza deben tener una inspiración divina, para evitar así que se incorporen en la adoración coreografías diseñadas para bailes populares».

Son muchos los pastores y ministros que animan a sus congregaciones para que practiquen la “danza de adoración” como una verdad del Nuevo Testamento, por eso han creado ministerios especiales de expresión corporal en sus iglesias.  Estas danzas van acompañadas con cintas de colores, estandartes, pañuelos, bufandas, tamboriles, etc.  Los ritmos son bien variados: gospel, hip hop, tap-tap, rock, ballet moderno, salsa, vallenato, rap, zamba, flamenco, conga, etc.  En otras palabras, han “cristianizado” todos los ritmos mundanos habidos y por haber.

Los bailarines a menudo van vestidos con los “colores del tabernáculo”, colores que supuestamente representan la divinidad de Dios.  Estos colores también se pueden combinar, expresando así todo el carácter de Dios:

  • Oro, simbolizando su deidad.
  •  Plata, la redención.
  •  Púrpura, su realeza.
  •  Azul, el cielo y también Jesús.
  •  Rojo o escarlata, la sangre del Salvador.
  •  Blanco, como símbolo de la pureza y santidad.

A continuación compartiremos tan sólo una breve lista de las muchas que aparecen en internet, sobre las diferentes escuelas de danza sagrada y litúrgica en Estados Unidos, Centro y Sudamérica que ofrecen sus servicios.  Ha sido resumida al máximo, ya que las listas son prácticamente interminables.  Es sólo para que tenga una idea:

  •  Arte del Corazón.  Denver, Colorado.  Una atmósfera cristiana en la cual se les enseña a los estudiantes la oportunidad de expresarle a Dios sus deseos, pasiones y sueños, por medio de la danza.
  •  Centro Cristiano de Artes.  De Bay Area, Florida.  Un lugar para niños y adultos que desean alcanzar la excelencia en el testimonio para Jesucristo por medio de la danza, drama, tambores y baile con banderas.
  •  Centro Cristiano de Danza Canadá.  Otawa, Canadá.  Un lugar para aprender a expresar el evangelio por medio de la danza.
  •  Centro para enseñar Danza Lírica.  Nueva York.  Técnica de ballet y jazz, coreografiado con tres bailarines para representar el sacrificio de Jesús.
  •  Centro de Adoración Celebración.  Florida.  Danzas congregacionales para expresar nuestra intimidad con Dios.
  •  Ministerio Celebración de las Artes. Littleton, Arvada, Aurora, Fort Collins y Castle Rock, Colorado.  Enseña desde los tres años a adorar a Dios por medio de la danza.

Adorando por medio de pasos.  Kentucky.  Danza popular de adoración por Steven Curtis Chapman, a fin de expresar el gozo de descubrir a Jesús, paso a paso por medio de la danza.

  • Coreografía Danza Ad Deum.  Houston, Texas.  Coreografía con banderas, cintas y tamboriles para la danza litúrgica y adoradores cristianos.
  • Danza el Ministerio de su Palabra.  Huntsville, Alabama.  Dedicado a entrenar a los creyentes con las técnicas de baile que les permitan alcanzar a los perdidos.
  •  Instituto de Danza Divina.  Cliffwood, New Jersey.  El propósito de este instituto es expresar los principios de Dios por medio de la danza y la expresión corporal.
  •  Academia de Ballet Emmanuel.  Juárez, México.  La meta de este ministerio es alcanzar al pueblo de Juárez y cambiar sus vidas por medio de la danza sagrada.
  •  Movimiento de Fe Academia de Alabanza.  Guatemala.  Enseñanza para llevar a las personas ante la presencia de Dios, por medio de la danza.
  •  Escuela de Danza “Su Palabra en Movimiento”.  Mississauga, Canadá.  Ministerio de danza litúrgica, gospel, hip hop, tap-tap y ballet moderno.
  •  Hermandad Internacional de Danza Litúrgica.  En casi todo el territorio de Estados Unidos.  Danza para expresar el compañerismo cristiano por medio del ballet, calipso, hip-hop, lenguaje del cuerpo y más.
  •  Academia de Danza El Faro.  San Francisco, California.  Un centro cristiano para entrenar a los bailarines en danza para glorificar a Dios mediante diferentes estilos, especialmente profecía y adoración.
  •  Instituto McIntyre Especializado en Danza Litúrgica.  Fundado por el Pastor Vincent y la doctora Constance McIntyre.  Con sede en Florida, Estados Unidos.  Se especializa en expresar el carácter cristiano mediante el baile y el movimiento.
  •  Campamentos Internacionales de Danza Mesiánica.  En casi todo el territorio de Estados Unidos.  Retiros en fines de semana para enseñar tanto a judíos como a cristianos que creen en Jesús, la adoración por medio de la danza Davídica.
  •  Bailarines Oasis.  Florida.  Provee entrenamiento para enseñar a líderes a expresarse por medio de la danza.
  •  Escuela de Tamboriles.  En casi todo los estados norteamericanos.  Especialmente designada para enseñar la danza de los tambores en la adoración.
  • Escuela de Danza PAZAZZ.  Entrenamiento en diversos géneros de danza cristiana.
  •     Ministerios “Rain Rein Reign”.  Dedicados a enseñar los fundamentos de la Palabra de Dios por medio de la danza, la expresión corporal, la música y el drama.
  •     Compañía de Danza David.  Localizada en Lithonia, Georgia.  Enseñanza de ballet, expresión corporal, tap-tap, hip hop, jazz y rock cristianos, para acompañar el servicio litúrgico.
  •     Alfred Street - Ministerio Bautista de Danza Litúrgica.  Alexandria, Virginia.  Enseñanza para capacitar a cada cristiano acerca de cómo servir a Dios mediante la danza.

 

volver arriba