Menu

Escuche Radio América

El Papa, el papado y su futuro

Es posible que una persona no salva pueda ser usada por Dios para revelar profecías auténticas? La respuesta la tenemos en la persona de Balaam, cuyas profecías están en Números 22 al 24. Balaam era un adivino: 

“También mataron a espada los hijos de Israel a Balaam el adivino, hijo de Beor, entre los demás que mataron” (Jos. 13:22. Vea también 2 P. 2:15, 16). En Judas 11 él es comparado con quienes hoy predican el “evangelio de la codicia (lucro)”. Y como si todo esto fuera poco, véalo en Apocalipsis 2:14. Por todos estos textos vemos que Balaam, aunque pronunció profecías muy exactas sobre el Mesías, no era sino un simple adivino cuya meta era pervertir al pueblo de Dios, a Israel.

Lea con cuidado lo que sigue y saque usted su propia conclusión, fue pronunciado por un irlandés católico en el siglo XII. Su nombre era Malaquías. Fue conocido por poseer el don de predecir cosas. Él murió el 2 de noviembre de 1148. Estando en trance en 1139 recibió una visión, enumerando exactamente 112 Papas desde ese tiempo hasta el fin. De acuerdo a sus predicciones solo habría en total 112 Papas más. Aclaro que estas predicciones no tienen valor bíblico, pero no sería extraño que Dios usara a un individuo que profesaba un cristianismo falso, tal como usó al falso profeta Balaam. Ambos tuvieron la capacidad para predecir el futuro, incluso muy lejano. En el caso de Balaam habló del futuro de Israel, además de la venida del Mesías. Y en el caso de este... Malaquías predijo con exactitud el laberinto papal, por lo menos hasta el día de hoy.

Aquí van sus predicciones:

N° 103. Papa Décimo, José Sarto (1903-1914), Ignis ordens, (fuego ardiente). Él predijo el inicio de la I Guerra Mundial, unos meses antes de morir.

N° 105. Papa Décimo Primero, Achille Ratti (1922-1939), Fides Intrepida (la fe intrépida). Debió ser muy audaz para mantenerse en esa fe católica, entre el comunismo y el facismo, quien gobernaba a esa iglesia justo antes de la II Guerra Mundial.

N° 107. Juan Veintitrés, Angelo Giuseppe Roncalli (1958-1963), Pastor nauta (pastor y navegante). Él fue cardenal de Venecia, ciudad en medio del agua.

N° 108. Pablo Sexto, Giovanni B. Montini (1963-1978), Flos florum (flor de las flores). Su escudo de armas contenía tres flores de lis, la flor de las flores.

N° 109. Juan Pablo Primero, Albino Luciani (1978), De medietate Lunae (de la media luna). Su nombre era Albino Luciani, que significa «luz blanca». Nació en la diócesis de Belluno, del latín luno que significa «luna». Fue elegido el 26 de agosto de 1978. La noche del 25 al 26 la luna estaba en media luna. También su nacimiento, ordenación sacerdotal y episcopal y otros eventos importantes de su vida, ocurrieron en noches de media luna. Murió exactamente al cabo de un mes después de un eclipse de luna.

N° 110. Juan Pablo Segundo, Karol Wojtyla (1978-2005), De labore solis (de la fatiga o trabajo del sol). Juan Pablo II nació durante un eclipse de sol el 8 de mayo de 1920. Como el sol sale por el este, así llegó al Vaticano desde el este. Visitó todos los lugares de la tierra en donde brilla el sol. Y el día de su funeral el 8 de abril de 2005, hubo un eclipse de sol visible en varias partes del mundo.

N° 111. Benedicto Décimo Sexto, Joseph Ratzinger (2005-), Gloria Olivae (la gloria del olivo). La orden Benedictina es conocida como la Orden de los Olivares, por su fundador Benedicto. Por lo tanto al escoger Joseph Ratzinger el nombre de Benedicto, hizo de alguna forma que se cumpliera la profecía de Malaquías.

N° 112. Petrus Romanus (Pedro Romano). Será el último Papa ya que durante su reinado tendrán lugar los eventos finales

Esta profecía del último Papa es la más fascinante. Malaquías predijo que: «En la persecución final de la santa iglesia romana reinará Pedro el Romano, quien alimentará a su rebaño en medio de muchas tribulaciones; después de las cuales la ciudad de las siete colinas será destruida y el juez terrible juzgará al pueblo».

Si esto es cierto, entonces es muy posible que el Papa número 111, no viva por mucho tiempo. Nos encontramos demasiado cerca a los eventos finales, antes del retorno del Señor Jesucristo para reinar por un período de mil años.

La parte más importante de las profecías de Malaquías se relaciona con los eventos que vio que ocurrirán durante el papado de Pedro el Romano. Anticipó que la gran tribulación tendrá lugar

En la gran profecía de Daniel concerniente a los 70 años sabáticos que Dios le destinó a Israel para concluir el propósito para el cual los creó, está profetizado algo que concuerda con la profecía de san Malaquías respecto a Pedro el Romano. Daniel predijo el día que el Mesías de Israel sería declarado príncipe y heredero del trono del rey David: “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca” (Lc. 21:28). Esto es para los judíos. ¿Y para nosotros?: “Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz” (2 P. 3:14). “Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo” (1 Jn. 2:18).

volver arriba