Menu

Escuche Radio América

¡Estos últimos días!

El reverendo Rick Warren, pastor de la Iglesia Saddleback en Lake Forest, California, y uno de los líderes cristianos más influyentes de Estados Unidos, se mantiene bien ocupado en un esfuerzo para sanar las divisiones entre los cristianos evangélicos y musulmanes, mediante su asociación con las mezquitas del sur de California, y hasta propuso un conjunto de principios teológicos que incluye el reconocer que los cristianos y los musulmanes adoran al mismo Dios.

 Aunque ahora trate de cambiar las cosas, hace unos tres años, desafiando a algunos de sus compañeros críticos cristianos conservadores, este hombre, uno de los más prominentes líderes religiosos en Estados Unidos, dijo públicamente, y ante varios miles de musulmanes presentes, que “Las dos mayores religiones del planeta tenían que trabajar unidas para luchar contra los estereotipos y resolver los problemas globales”.

 Warren ha asistido a los ayunos de Ramadán en la mezquita de Mission Viejo, se reúne con líderes musulmanes y hasta tuvieron una convención nacional en  Washington D.C.

 Los miembros de Saddleback invitan a los islamitas a sus cenas de Navidad y celebran partidos de fútbol inter-religiosos con ellos.  Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de este líder por tender un puente y unir estos dos credos, existe una profunda e insondable sima que los separa. 

 La Asamblea General de la Iglesia Presbiteriana en Estados Unidos, también es otra que se reúne con los musulmanes.  Y en uno de sus servicios comunitarios inter-religiosos, mientras los cristianos oraron a Dios, los otros le oraron a Alá, porque según ellos Dios Jehová y Alá son lo mismo.

 Este año 2016, esta asamblea general se celebró entre el 18 y 25 de junio en Portland, Oregon.   Rachael Lee reportando para la publicación Christianity Daily informó, que la sesión plenaria de la Asamblea General comenzó con una plegaria que expresó el musulmán Wajidi Said de la comunidad musulmana de Portland, ofreciendo una oración a Alá.

 Said después recitar una especie de mantra en árabe, dijo: “Alá nos bendiga, bendiga nuestras familias y bendiga a nuestro Dios.  Guíanos en el sendero correcto: el sendero de los profetas: Abraham, Ismael, Isaac, Moisés, Jesús y Mahoma.  Que la paz sea para todos ellos, amén”.

 A continuación Said comenzó a orarle a Alá con estas palabras: “En el nombre de Alá, el compasivo, el misericordioso, alabemos al Señor. El creador del universo, el más misericordioso, el más compasivo y quien nos ha creado e hizo de nosotros naciones y tribus, desde los hombres hasta las mujeres, para que nos conozcamos unos a otros, no para que nos despreciemos o que lleguemos a despreciarnos los unos a los otros.  Haz descender sobre nosotros paz, justicia y confianza en Dios, porque el Señor es uno que escucha y lo sabe todo de estos siervos, el más compasivo y misericordioso. Caritativos son los que caminan en la tierra con humildad, y cuando los intolerantes y llenos de odio e islamófobos se les acercan, y ellos los saludan con paz, que la paz sea con ellos, y la paz sea con Alá”.

 Mateen Elass, un exmusulmán quien ahora trabaja con la radio cristiana  Voice of the Truth - La Voz de la Verdad, escribió en su página de Internet, que esta asamblea entre presbiterianos y musulmanes “Negaba el Evangelio y el Señorío del Señor Jesucristo”.  Criticando el hecho que se “permitiera que un musulmán... dirigiera la adoración de cristianos”.  Asimismo señaló que durante su oración, Said le había pedido a Alá que convirtiera a la asamblea, y agregó: “Al orarle  a Alá... él estaba demandando que los presbiterianos allí reunidos anduvieran por el sendero correcto... en otras palabras que se convirtieran en musulmanes”.

 La realidad es que todo lo que está ocurriendo, es porque estamos viviendo en el período de la iglesia de Laodicea, en el que tenemos pastores que realmente son lobos vestidos con piel de oveja, y sobre lo cual dice la Escritura: “Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente.  ¡Ojalá fueses frío o caliente!  Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca” (Apocalipsis 3:14–16).

 Ya llegó ese día cuando los pastores liberales que desean llenar los asientos en sus templos, y engrosar las cuentas de sus bancos, encontraron la forma de fusionar al cristianismo apóstata con la religión del demonio - el islam. ¡Ese día ya está aquí!

 La iglesia presbiteriana en Houston, Texas, junto con las comunidades “cristianas” en Atlanta, Seatle y Detroit, iniciarán una serie de sermones que han sido designados para producir una reconciliación ecuménica entre el cristianismo y el islam.  Además de la predicación, las clases de la escuela dominical se centrarán en las enseñanzas “inspiradas” del profeta Mahoma, y El Corán se colocará en las bancas de los templos al lado de la Biblia.

 Debido a la respuesta abrumadora que tuvo la publicación de estas noticias en Estados Unidos y que ahora estamos compartiendo con ustedes, el pastor de la Iglesia Memorial escribió una nota tratando de cambiar un poco los hechos, sin embargo no negó que estuvieran apoyando la enseñanza de una doctrina titulada “Jesús en El Corán”.  

 Este concepto del Crislam que ahora han abrazado predicadores como Rick Warren, Robert Schuller, Tony Campolo y otros más, parece que emergió de un programa en la iglesia Grace Fellowship en Atlanta, Georgia,  sobre “Lo que realmente significa ‘Amar al prójimo’”. 

 Jon Stallsmith, el pastor en la iglesia Grace Fellowship encargado de la evangelización comentó: “Ya desde el año 2001, como la mayoría de los estadounidenses, estábamos bien conscientes de la presencia verdadera de los islámicos en el mundo y en Estados Unidos.  Jesús dijo que debíamos amar a nuestro prójimo.  Nosotros no podemos hacer eso, sino tenemos una relación con ellos”.

 Stallsmith sostiene, que se puede lograr un acercamiento entre los musulmanes y los cristianos, por el hecho de que el nombre de Jesús se menciona veinticinco veces en El Corán.

 Estimado hermano, si su iglesia está enseñando El Crislam - una herejía de tal magnitud, ¡por favor salga corriendo de allí de inmediato!

 El Crislam es un movimiento que comenzó a ganar impulso en Estados Unidos, por declaraciones como la del expresidente George W. Bush, quien dijo que los cristianos, judíos y musulmanes adoraban al mismo Dios.  Y luego, cuando Rick Warren pronunció la plegaria de inauguración del mandato del presidente Obama, e hizo referencia a “Isa” el nombre musulmán para Jesús.
De acuerdo con las encuestas, aunque sólo un 30% de los norteamericanos tienen un punto de vista favorable de los musulmanes, al mismo tiempo más de la mitad dice que “La realidad es que no saben mucho, incluso nada, con respecto a la fe islámica”.  Sin embargo, como ya dijéramos las diferencias son abismales.

 Dice la Palabra de Dios: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3:3).

“¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?  Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.  Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré” (2 Corintios 6:15–17).

volver arriba