Menu

Escuche Radio América

¿Cración o evolución?

¿Cuán creíbles son los principios fundamentales de la evolución? ¿Se basa la evolución en los hechos? A pesar de lo que se ha dicho, los padres fundadores del pensamiento evolutivo no se vieron abrumados por evidencias que les hicieran rechazar el punto de vista de la creación. ¿Cuál es su posición? ¿Es usted un evolucionista?

 Una breve reseña de los principios fundamentales de la evolución demostrará que no hay nada científico que sustente la idea.  Es una teoría sin sustancia, y debe ser declarada como un ruina por todos aquellos que saben que hay un Dios.  Además de la falta de evidencia física para apoyar la evolución, el concepto es absolutamente opuesto al propio carácter del Creador.

 De acuerdo con la Biblia, Dios originalmente hizo todas las cosas perfectas.  La evolución afirma que la complejidad surge del desorden sin ningún plan o diseño.  Existen muchas otras diferencias irreconciliables entre la evolución y la creación.  Para empezar, la evolución afirma que millones de generaciones sufrieron y murieron mientras que los más aptos lucharon para ascender hasta el primer escalón.  La Biblia dice que todas las cosas fueron creadas perfectamente por un plan y con un propósito, pero que luego comenzaron a degenerar y a morir a causa de una maldición que resultó como consecuencia del pecado del hombre.

También es una tragedia para el campo científico, que una ley establecida de la ciencia, sea derrocada por una teoría especulativa y sin fundamento. La segunda ley de la termodinámica declara que todo en el universo físico se está moviendo hacia un estado aleatorio, al azar - del orden al desorden.  Pero la evolución declara lo opuesto, contrariamente a la evidencia observable.

  Durante muchos años de mi vida, fui un incrédulo y un firme evolucionista.  Un día, por la gracia de Dios me advertí de la mentira de la evolución y cambié mi punto de vista.  Varios meses después, me convertí en cristiano. Ahora que soy creyente, no veo otra alternativa que la visión bíblica.

 La creación afirma que el diseño y la complejidad de todos los seres vivos es la obra de un Diseñador, no una acumulación de errores producto del paso del tiempo.  Sin embargo, a pesar de la abrumadora evidencia que apoya el punto de vista de la creación, cada vez se hace más difícil responderle a los críticos de la creación, quienes están convencidos de que el Dios de la Biblia no es más que leyenda y mito.  Trágicamente, muchos de los llamados profesores universitarios cristianos le han dado la espalda al registro del Génesis, de tal manera que esta generación actual de líderes cristianos no están recibiendo ningún conocimiento bíblico.

Durante las últimas décadas, la oposición a una visión bíblica de la creación por parte de miembros de la comunidad científica se ha vuelto más abierta y hostil.  Un rápido estudio de varios libros en contra de la creación, revela que esos que creen en Dios como el Creador son considerados como “de mente estrecha”, “fanáticos celosos”, “auto-denominados científicos” e “ignorantes”.

 Hoy, especialmente en América del Norte, la agenda para el avance de la teoría de la evolución es la prioridad número uno para aquellos que creen en la causa humanista.  Para ser testigos eficaces de nuestra generación, es muy importante que podamos enfrentar la falacia de la evolución con algunos hechos fundamentales e innegables sobre el tema de los orígenes de la vida

 Soy Roger Oakland.  Ésta ha sido una perspectiva bíblica para ayudarle a Entender los Tiempos.

(Traducción: Judith Arias DeRojas)

volver arriba