Menu

Escuche Radio América

¿Pueden los muertos decir mentiras?

El bautismo por los muertos no fue una doctrina que enseñara Pablo. Pablo les advirtió a los corintios que esta era una creencia que debían evitar. Mientras puede ser comprendida a la luz de la escritura mormona, es condenada por las Sagradas Escrituras. Cristo murió y derramó su sangre por nuestros pecados.

La Biblia enseña que debemos aceptar el evangelio mientras estamos vivos. ¿De dónde sacarían los mormones sus ideas?

Las enseñanzas mormonas abarcan el bautismo por los muertos. Es parte del evangelio mormón. Entre más obras haga, mejor mormón es. Entre más personas muertas bautice por poder, más méritos está alcanzando.

En la página 228 del volumen 19 del Diario de discursos, las palabras de Wilford Woodruff, presidente mormón nos ayudan a entender la creencia mormona de que se puede bautizar a los muertos. Él dijo: «Por los últimos 1.800 años, las personas que han vivido y muerto nunca escucharon la voz de un hombre inspirado, nunca oyeron un sermón del evangelio, hasta que entraron al mundo espiritual. Alguien tiene que redimirlos, cumpliendo por ellos tales ordenanzas en la carne ya que ellos mismos no pueden hacerlas en el espíritu. A fin de que esta labor pueda ser hecha, debemos tener templos en la que se pueda hacer».

Retando además a los fieles, los amonestó para que tomaran una parte activa en la redención, y siguió diciendo: «Lo que quiero decirles, mis hermanos y hermanas, es que el Dios del cielo requiere de nosotros que edifiquemos templos, para que la obra de la redención pueda llevarse a cabo a toda prisa».

Otras declaraciones hechas por el presidente Wilford Woodruff, en las páginas 228 y 229 del volumen 19 del Diario de discursos demuestra que los mormones reciben visitas del mundo espiritual. Woodruff escribió: «Yo diré aquí, antes de concluir, que hace dos semanas antes de salir de St. George (al sur de Utah), los espíritus de los muertos se reunieron a mi alrededor, querían saber por qué no los redimíamos. Ellos dijeron: ‘ustedes por un buen número de años tienen el don de una casa que pueden usar, sin embargo todavía no han hecho nada por nosotros. Nosotros pusimos la fundación del gobierno que ustedes ahora disfrutan, y nunca apostatamos, sino que permanecimos verdaderos y fieles a Dios’».

¿Quiénes eran esos seres espirituales que habían puesto “la fundación del gobierno” y se levantaron del otro mundo para pedirle al presidente Woodruff que les tendiera la mano? Woodruff dice: «Estos eran los firmantes de la Declaración de Independencia y esperaron por mí dos días y dos noches... Yo fui derecho hasta la fuente bautismal y llamé al hermano McAllister para que me bautizara por los firmantes de la Declaración de Independencia y otros 50 hombres eminentes, haciendo cien en total, incluyendo a John Wesley, Colón y otros; luego lo bauticé a él por cada presidente de los Estados Unidos, excepto tres; y cuando su causa es justa, alguien hará la obra por ellos».

Una vez más, creo que se debe apelar al razonamiento y al sentido común. El evangelio mormón no es sólo irrazonable, sino antibíblico. El bautizarse por los muertos, construir templos para bautizar a los muertos, el ser visitado por los muertos y seguir a un hombre vivo o muerto, en lugar de seguir al Señor Jesucristo, es completamente erróneo. ¿Cómo pueden los mormones decir que creen en la Biblia?

volver arriba