Menu

Escuche Radio América

El Sonido de la Música

Esta es la tercera parte de la serie de mensajes El lenguaje de la música. En la primera parte hemos visto que Dios es musical y por eso le interesa nuestra música. Incluso hasta por la manera como ha diseñado el sonido, podemos ver que a Dios le interesa la música. En la segunda parte, titulada El mensaje de la música, le mostramos que la música sí comunica, que es un lenguaje y comunica, por eso hemos titulado toda la serie El lenguaje de la música. En esta tercera parte hablaremos del sonido y la llamaremos El sonido de la música. En esta sección le ayudaremos a desarrollar discernimiento en esta área de la música.

Colosenses 3:2 hace un comentario muy interesante acerca de lo que debemos buscar y lo que no debemos buscar. Cuando empezamos a enseñar principios algunos dicen: "A mí no me gusta este tipo de música". Colosenses 3:2 dice: "Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra". En otras palabras usted puede controlar sus gustos, y si no son los correctos, sencillamente debe tomar la Palabra de Dios y cambiar sus gustos y sus deseos, buscando así las cosas que le agradan a Dios.

Recuerde que estamos tomando como versículo lema Efesios 5:10 que dice: "Comprobando lo que es agradable al Señor". Lo que le estoy presentando con el respaldo de la Palabra de Dios son principios bíblicos, creáme, me daría temor de hacerlo si no estuviera respaldado por la Escritura. No es que todo se refiera directamente a la música, sino que hay principios aplicables, incluso algunos de los términos musicales que le indicaré, provienen directamente de la Escritura. De esta forma si queremos saber la clase de música, la cual quiere Dios que tengamos, podemos saber qué es agradable al Señor y cuál es la música que le gusta a Dios.

Le daré un principio bíblico para comenzar. De nuevo quiero enfatizar que basamos todo en principios bíblicos, no se trata de nada rebuscado. Muchos se han confundido en este punto y dicen: «La música es diferente a todo lo demás. Los principios de la música no son aplicables a otras áreas». Lo que estamos diciendo es que los principios de la música se relacionan a todo el resto de la verdad. Creo que esto lo hace mucho más válido, porque si se basa en la verdad bíblica y sobre la verdad que conocemos en otras disciplinas, sabemos que estamos diciendo lo correcto.

Si quiere ser una persona espiritual dirá: "Quisiera ser espiritual, ¿cómo lo logro?". Muy fácil, sólo tiene que poner las cosas espirituales primero, las mentales segundo y las físicas por último. Y usted responderá: "¿Así de fácil?" El principio es así de fácil, pero en la práctica no. Si quiere ser un buen jugador de baloncesto, va y le pregunta al entrenador: "¿Cómo puedo ser un buen tirador?", él le responderá: "Sólo tiene que lanzar la pelota y hacer que pase por el aro". Fácil, ¿cierto? Pero vaya e inténtelo, es decir, el principio es muy fácil, la práctica es más difícil. ¿Quiere ser un buen jugador de béisbol? Si le pregunta al entrenador, le dirá: "Lo único que debe hacer es que cuando le lancen la pelota le pegue bien fuerte con el bate". Fácil, vaya e inténtelo, peor aún si juega con un equipo profesional. Es que todo en principio es muy fácil, pero en la práctica no es tan sencillo.

Suponga que le dijera: "Quiero ser un cristiano espiritual para el próximo domingo, ¿qué debo hacer?". Me dirá: "Oiga, espere un momento..." Podrá darme algunos principios, me dirá: "Tiene que leer su Biblia, orar, testificar..." Pero aunque hiciera todo cuanto me indique, no me podrá garantizar que seré espiritual para el próximo domingo, dentro de una semana, un año o cinco años. No funciona de esa manera, pero el principio no deja de ser válido. Si quiere ser una persona espiritual, debe poner primero las cosas espirituales. Mateo 6:33 dice: "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas". Debe poner las cosas espirituales primero, y ese es el problema en la actualidad, que la gente está poniendo todo lo demás antes de lo espiritual, por eso no tenemos un mundo espiritual sino sensual, porque lo espiritual no es primero. Ese es el principio.

2 Corintios 10:5 dice: "Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo". Literalmente debe esclavizar todo pensamiento a la obediencia a Cristo, sujetar todo pensamiento a lo que sabe que es espiritualmente cierto. Entre más listo sea, con más razón debe aprender a hacer eso. Muchos tienen problemas porque empiezan a pensar que saben más que Dios, ni crea que sabe tanto, sino más bien crea en la Palabra de Dios. Romanos 13:14 dice: "... vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne". Ni siquiera le abra la puerta, y si persiste en la aplicación de este principio llegará a ser la persona espiritual que Dios quiere que sea, no medido por las normas de algún otro, sino por las normas de Dios.

Yo tengo más de 55 años de ser creyente, sé que no aparento tantos, pero me convertí hace más de 55 años. Si usted sólo tiene dos, cuatro o cinco años de ser cristiano, Dios no espera que haya crecido tanto espiritualmente en esos pocos años, como yo en 55. Pero si tanto usted como yo estamos poniendo lo espiritual primero, lo mental segundo y lo físico por último, entonces somos lo que Dios quiere que seamos. El problema es que nos medimos por nosotros mismos. 2 Corintios 10:12 dice: "... pero ellos, midiéndose a sí mismos por sí mismos, y comparándose consigo mismos, no son juiciosos". Dios dice: "No se midan por otros, mídanse por las normas mías".

Si alguien dijera: "Pues no creo que deba hacer eso. Pondré primero mi cuerpo, segundo mi mente y mi espíritu de último. ¡A fin de cuentas, que importa!" Importa muchísimo, hace toda la diferencia del mundo.

En una ocasión que estuve en Boston, íbamos del hotel al aeropuerto en una limosina. Cuando se subió el chofer me ofreció un cigarrillo y le respondí: «No gracias». También se lo ofreció a las dos personas que iban detrás, quienes replicaron: «No gracias». Y el chofer dijo: «¿Qué, soy el único pecador en la concurrencia?» Le respondí: «Al parecer, sí», y replicó: «Sí, y cómo desearía dejarlo yo también. Me he enfermado del pulmón dos veces y el médico dice que si enfermo de nuevo moriré, pero ni aún así lo puedo dejar, no fumo por unas cinco horas y luego vuelvo».

¿Qué lo controla? Su cuerpo, su mente dice no lo hagas, pero su cuerpo dice lo necesito. Eso es lo contrario de espiritualidad, es el proceso de llegar a ser sensual. Sensualidad es simplemente permitir que lo físico y lo material sea lo primero en su vida. Alguien dirá: "Yo creía que sensualidad es cometer algún pecado terrible de inmoralidad". No, ese es un resultado de la sensualidad, antes que una persona sea capaz de hacer eso, ya debe tener el patrón sensual en su vida y lo otro sólo es un resultado.

Así como el patrón espiritual está descrito en la Biblia, también lo está el patrón sensual en muchos pasajes, pero creo que el pasaje clásico es el de Romanos 1:18, donde habla "... de los hombres que detienen con injusticia la verdad", literalmente cancelan la verdad con su injusticia, pero luego vamos al versículo 24 y dice: "Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos". La primera manera como Dios entrega a la gente es físicamente, la desnudez y la impiedad siempre van juntas. Cuando las personas pierden el respeto por el cuerpo, el cual Dios les ha dado, le están dando la espalda a su creador.

Vivimos en un mundo sensual, basta ver la televisión para saber eso y me refiero sólo a los comerciales, pero llega al versículo 26 y dice: "Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas..." Aman lo que deben aborrecer y menosprecian lo que deben desear. Esto se puede ver por todas partes. Las personas están dando sus vidas por cosas que ni siquiera perduran aquí, menos por la eternidad, se les habla de cosas espirituales y no les interesa. "Pasiones vergonzosas..." no sólo en el área de la homosexualidad, sino en todas las áreas de la vida.

Luego llega al versículo 28 y dice: "Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen". Allí vemos otra vez la misma palabra en griego, pero alguien dirá: "Eso debe tratarse de una cuestión mental". No, sucede lo siguiente: Siempre que una persona expulsa lo espiritual de su vida únicamente queda una mente reprobada. Esto lo ve por todas partes, no necesita ir muy lejos, vaya por ejemplo a la capital de Estados Unidos y vea las decisiones que está tomando el congreso de la Unión y algunos de los juzgados y usted dirá: "¿No se dan cuenta de lo que está sucediendo?" Han expulsado a Dios y Él los ha entregado a una mente reprobada.

La evolución es lo más ridículo que haya oído jamás, no tiene absolutamente ningún sentido. No pueden encontrar el eslabón perdido, ¿sabe por qué? No existe, pero aun así quieren creer que es así porque Dios los ha entregado a una mente reprobada. La evolución es una teoría que pretende expulsar a Dios.

Hablando de una mente reprobada, mi esposa y yo estábamos viendo la televisión hace algunos años. En un programa estaban presentando a un científico a quien estaban elogiando a más no poder, hablaban de todos los premios que había ganado por haber expuesto una nueva teoría de la evolución. Lo tenían en este programa reconociéndolo públicamente por la maravillosa teoría inventada por él. ¿Sabe cuál era? Creía que todo había ocurrido hace millones de años, a pesar de que el tiempo no está a favor de esta teoría. Cualquiera teniendo un jardín sabe que el tiempo no favorece la evolución. ¿Acaso entre más tiempo deja su jardín abandonado, se pone mejor? Hablan de millones de años, pero es al revés, lo cierto no es la evolución, sino la involución. No estamos evolucionando, sino involucionando.

Él dice que hace millones de años, seres en una nave espacial de otro planeta, aunque no tengo idea en dónde queda ese planeta, estos seres visitaron la tierra y durante su estancia arrojaron basura de su nave espacial y de ahí surgió el hombre. Y nosotros dijimos: "Profesando ser sabios, se hicieron necios" (Ro. 1:22). Eso sucede cuando se excluye a Dios: excluye lo espiritual y lo único que le queda es su propia mente reprobada. Por eso el mundo no puede ver las cosas, pero los cristianos sí podemos verlas porque tenemos el Espíritu Santo y la Palabra de Dios para guiarnos.

Y usted dirá: "Bueno, si la persona espiritual pone las cosas espirituales primero, las mentales segundo y el cuerpo por último, ¿cómo aplica esto a la música?" Volviendo a Efesios 5, este capítulo entero se refiere a esto de diferentes maneras, antes de terminar nos referiremos a varios versículos aquí. ¿Recuerda nuestro versículo lema, Efesios 5:10 "Comprobando lo que es agradable al Señor?" Pase al versículo 16, aquí la Palabra de Dios dice que usted y yo debemos estar "aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos".

El tiempo es uno de nuestros recursos más valiosos y Dios quiere que arrebatemos el tiempo, utilizándolos sabiamente porque los días son malos. La palabra que se utiliza en griego para "malos" es muy interesante. Es muy curiosa porque no sólo significa «los que hacen lo malo», sino «los que inducen a otros a hacer lo malo junto con ellos». Como dice Romanos 1:32: "... no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican", es decir, tratan de que otros hagan lo malo junto con ellos. Eso es exactamente lo que tenemos en la actualidad.

Pero hablando de redimir el tiempo, Efesios 5:17 dice: "Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor". A muchas personas cuando se les habla de la voluntad de Dios, se les llenan los ojos de estrellas porque piensan que no hay manera de saber eso. Dios dice en este versículo que si no conoce su voluntad es un "insensato", la palabra es literalmente "necio". El Señor quiere que conozcamos su voluntad, nos ha dado su Palabra, nos ha dado el poder del Espíritu Santo para iluminar su Palabra y mostrarnos lo que desea para nosotros. No hay razón para que alguien diga: "No sé cuál es la voluntad de Dios". El problema es que la mayoría de nosotros no estamos dispuestos a hacerla, por eso no la conocemos, pero Dios dice aquí, que desea que conozcamos su voluntad.

Menciono esto, para darle a entender que aún aquí en la Escritura, Dios relaciona lo que dice acerca de la música con su voluntad. El versículo 17 afirma, que debemos entender "cuál sea la voluntad del Señor" y continúa declarando en el versículo 18: "No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu". Esa palabra "disolución" significa literalmente "falta de control". No se requiere mucho estudio de la Escritura para darnos cuenta del deseo de Dios, que tengamos control sobre nosotros mismos. Algunos enseñan en la actualidad que la manera de ser llenos del Espíritu de Dios es perdiendo el control de uno mismo, no lo crea. La plenitud del Espíritu de Dios trae más control a la vida, no menos.

Porque la Palabra de Dios enseguida de mencionar "que no debemos beber vino, que no vivamos una vida fuera de control, sino que seamos llenos del Espíritu Santo", lo cual según este versículo es una orden, el Espíritu viene y trae control a nuestras vidas, no falta de control, sino control sobre nosotros mismos.

Debo admitir honestamente que necesito más plenitud del Espíritu Santo para ser la clase de esposo que debo ser, para ser la clase de padre que debo ser para mis hijos y la clase de abuelo que debo ser para mis nietos, además para poder preparar estos mensajes para ustedes. Es fácil indicarles cómo debe vivir, pero otra cosa bien diferente es vivirlo en mí, en mi hogar y entre mis familiares.

¿Tiene hijos adolescentes? Necesita de la plenitud del Espíritu de Dios todos los días, porque los adolescentes no son un colapso nervioso, pero sí lo provocan. Si tiene hijos adolescentes, más vale que esté pidiéndole a Dios todos los días la plenitud de su Espíritu para tener la sabiduría necesaria para dirigirlos por los caminos correctos del Señor, con todo lo que tienen en su contra en la actualidad. Pero observe, no es opcional, Dios desea que usted y yo como sus hijos seamos llenos de su Espíritu, literalmente que nuestro espíritu sea controlado por el suyo, a eso mismo se refiere.

Después que Dios dijo en el versículo 18 que quiere que seamos llenos de su Espíritu, ¿de qué se imagina que habla el versículo 19? Aquí es donde los músicos deben ponerse a brincar de gusto: "Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones".

El primer tema mencionado después de decir que debemos ser llenos del Espíritu de Dios, es la música. Eso debe darnos una idea de cuánta importancia tiene la música para Dios.

Fíjese ahora en Colosenses 3:16, el pasaje paralelo en donde dice: "La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales". La plenitud de la Palabra y la plenitud del Espíritu, ambos producen música. La música es lo primero mencionado por Dios en ambos casos. Pero usted dirá: "¡Ah, pero se refiere a la letra! Los salmos, himnos y cánticos espirituales, tienen que ver con la letra". Sí, los salmos son básicamente las palabras de la Escritura. Le presentaré una connotación un poco diferente cuando vemos el significado de la palabra "salmos" en las otras secciones, porque en esta sección de la Escritura en particular, se refiere literalmente a la música instrumental, no a la letra, aunque los salmos básicamente son palabras de la Escritura adaptadas a la música. Los "himnos" son los cantos que alaban a Dios. Los "cánticos espirituales" son cantos de testimonio, literalmente se les llama odas y cuentan lo que Jesucristo ha hecho por nosotros.

Lo que está diciendo la Escritura es que Dios quiere que tengamos de los tres: Salmos, himnos y cánticos espirituales. Pero usted dirá: "Esa es la letra, ¿qué de la música misma?" Vea la parte final de Efesios 5:19, que dice: "... cantando y alabando al Señor en vuestros corazones". "Alabando" es un término musical que significa melodía, melodías al Señor, y melodía es un término musical.

He tomado todos los cursos en teoría musical de posgrado que ofrece la Escuela de Música Eastman, no tienen ninguno que yo no haya recibido. Por 13 años fui jefe del departamento de teoría musical de la Universidad Vanjones, enseño teoría musical en la Universidad de Pensacola y a los alumnos les encanta eso. Pero si le diera a usted un curso de teoría musical, empezaría primero hablando de la melodía, cómo componerla, entenderla, cómo analizarla. Pero dirá: "Yo no soy músico, ¿cómo voy a saber lo que es melodía?" La melodía es la dulzura de la voz o de un instrumento, la sucesión de sonidos que se destacan de los demás por su fuerza de expresión, esa es la melodía.

La buena música siempre estará compuesta principalmente por la melodía, hasta el mundo sabe cuán cierto es eso. La mejor música que el mundo conoce se llama música polifónica, es la que está integrada por una combinación de melodías. El mundo sabe que es fabulosa, pero no sabe por qué, usted y yo que somos cristianos debemos saber que cuando estamos cantando influenciados por el Espíritu Santo vamos a cantar melodías.

Es un principio bíblico, no se trata de gustos personales. Dios dice que debemos cantar melodías. Ahora, sé que algunos dicen que esa es una mala traducción. Lo siento, no estoy de acuerdo, es una buena traducción, porque la palabra canto es «adontes» en griego y ese es exactamente su significado. La expresión traducida "alabando" es el término «Psallontes» y de él se deriva salmos. Literalmente es un término musical.

Es decir, que los salmos en realidad eran las melodías con las que se cantaba la letra. Les llamamos salmos a la letra y por implicación llegó a significar también la letra, pero dice el diccionario en griego que salmos significa: «Tocar un instrumento de cuerda con los dedos». A eso se refiere aquí cuando dice "cantando melodías"que la melodía se cantaba con la letra de los salmos.

La misma palabra melodía, es un vocablo griego, aunque sabemos que no aparece en la Biblia. Así que no estoy declarando que este es el motivo, estoy diciendo que el vocablo griego original proviene de «melos» y «aoidos» que significa: «el que canta alabanzas, el que canta los salmos a Dios», ese es el significado de la palabra. Por eso creo que es una traducción excelente.

Ahora quisiera ir un paso más allá para darle mayor entendimiento sobre los principios de la música, para que tenga discernimiento. No quiero ser su gurú espiritual en el área de la música, sólo trato de darle algunos principios para que pueda saber lo que es bueno y lo que es malo. Yo creo que la melodía debe reflejar el carácter del cristianismo que todos nosotros tenemos, incluso la melodía.

Por ejemplo, supóngase que yo me parara delante de usted hoy y le dijera "¿Cómo está, cómo amaneció?" y lo expresara en una forma amanerada, usted dirá "¿Qué le pasa a éste?" No dije nada malo, pero la manera cómo lo dije destruyó su carácter. No pretendo criticar a ninguno de los músicos y compositores, sólo trato de ilustrar un principio.

Por ejemplo si toco una música cadenciosa, sensual, es como si les estuviera hablando de esa manera todo el tiempo. Si usted trata de tararear una de esas melodías, al unísono nunca le va a atinar, así es el estilo del jazz y del blue. Los estudios sobre la sociología de la música hablan del deslizamiento de las notas, incluso en el libro El Jazz, una música del pueblo, dice que eso lo hacen deliberadamente, que llegan por abajo y se deslizan hacia la nota, llegan por arriba y se deslizan hacia abajo, descomponen el ritmo en forma intencional porque dicen que es la música del relativismo.

Ese es el estilo del jazz, imprecisión en el ritmo y en las notas. Leí un libro en el cual decían que podían tocar la nota correcta si quisieran, pero no quieren, porque lo descomponen intencionalmente. Al estudiar etnomusicología, sicología de la música y sociología de la música, todos los expertos en esos campos están de acuerdo que eso es relativismo en la música, incluso dicen que el estilo musical, la filosofía y la teología, están todos inter-relacionados. Y es bien interesante que lo relacionen con la teología.

Uno se puede dar cuenta cuando la teología se vuelve relativista por la música que acompaña a la teología. El cristianismo no es relativista, sino absoluto. Un predicador bien conocido estuvo en un programa de Donahue, hace algunos años y se molestaron con él por varias cosas, pero lo que verdaderamente les molestó fue cuando les dijo que el Señor Jesucristo es el único camino al cielo, eso no lo podían pasar y tampoco lo quieren creer.

Ellos creen que cada uno puede llegar de la forma como quiera. En cuanto al jazz no sabe de ningún absoluto, incluso Wayne Barlow, profesor de la Escuela de Música Eastman dice: «El jazz, aunque ha llegado para permanecer, no tiene lugar en la adoración». Ese es un escritor del mundo, quien reconoce el hecho que el jazz no va con la adoración. Y aquí, En los sonidos del cambio social dice que un mensaje se puede transmitir en su totalidad por los elementos no verbales de la música, en otras palabras, no es la letra que se canta, son los elementos no verbales de la música. Nosotros creemos en lo absoluto, porque Jesús dijo en Juan 14:6: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí". Más absoluto no se puede ser.

Una vez que han empezado a caminar en esa dirección se apartan completamente de los principios bíblicos. Hay toda una nueva escuela en lo que se llama territorialidad. Esa es una palabra muy larga y se refiere a los límites físicos que separan a la persona de su ambiente externo. Permítame darle un ejemplo y luego explicaré qué quiero decir con territorialidad.

Todos tenemos algo llamado zona social, es una distancia de aproximadamente un metro de nosotros, no nos gusta que muchas personas penetren ahí. Asimismo tenemos una zona personal, es la distancia que alcanza su brazo y de seguro no queremos a muchos allí. Cuando subimos a un autobús, a un elevador donde la gente se aprieta contra nosotros, al poco tiempo nos sentimos incómodos porque están violando nuestra zona personal. De igual manera tenemos una zona íntima, esa es una distancia de cuatro o cinco centímetros.

Cuando una mujer, canta una canción muy romántica, con una voz cadenciosa e íntima y tal parece que estuviera hablándole de amor en forma personal, esa mujer está violando su zona íntima. En respuesta condicionada ella ha hecho algo en lo referente a la territorialidad. Y usted dirá: "¿Cómo lo sabe?" Si ella estuviera aquí y se acercara a cualquier hombre casado y le hablara en la forma como está cantando en esa grabación, él comenzaría a retirarse o su esposa le ayudaría a hacerlo, porque usted no sólo tiene un espacio personal, sino también un espacio acústico. Hay varias personas en esta ciencia los cuales relacionan ahora con espacio acústico y dicen que se puede hacer lo mismo allí.

Si escucha a una artista "cristiana" cantando con una voz velada, con deslizamiento de tonos, como si estuviera diciéndole en forma íntima "Que bueno que estamos aquí juntos". Usted diría: "¡Quítenla!" Pero... ¿Dijo algo malo? No, lo que la cantante está haciendo en respuesta condicionada, es violar su zona íntima, está encima del micrófono, lamiéndolo, casi a punto de tragárselo, pero es una cantante cristiana, cantando una canción cristiana, sin embargo usa el mismo sonido y la voz velada y viola su zona íntima, eso no va con el cristianismo, sin embargo ese sonido ha saturado lo que llaman "música cristiana" en la actualidad, literalmente lo ha saturado.

Pero cuando no lo hacen allí, llevan esto un paso más allá. La Palabra de Dios nos advierte acerca de esto. En Proverbios 5:3,4 Dios le hace una advertencia al joven, le dice que evite a la mujer extraña, la mujer sensual: "Porque los labios de la mujer extraña destilan miel, y su paladar es más blando que el aceite; mas su fin es amargo como el ajenjo, agudo como espada de dos filos". Muchachos, cuídense de la mujer que hable así, cuídense doblemente si canta así, porque ese es un sonido sensual. Le llaman canto caliente, es el sonido gutural, del club nocturno.

Eso se espera del mundo, pero como los cristianos no han tenido discernimiento ahora están usando el mismo sonido. Es el mismo estilo que vemos hoy en las cantantes cristianas, quienes están vendiendo sus discos por millones. Lo curioso es que el mundo sí se da cuenta qué está pasando aquí. Esta cita es de una revista de rock, ni siquiera es una publicación cualquiera del mundo, sino de rock. Dice: «Algunas vocalistas femeninas invitan pensamientos sensuales, por la inflexión de la voz». No es la letra, sino su manera de usar la voz, lo que la hace sexi. Otra revista de rock dice: «Una letra vulgar, apoyada por un sonido provocativo, equivale a pornografía musical».

Olvídese por un momento de la letra vulgar, porque lo que quiero que vea es que el mundo dice que sí existe un sonido provocativo. Los de la música cristiana contemporánea dicen: «No es cierto, no existe ningún sonido provocativo», pero el mundo dice que sí. Y este sonido no sólo lo escuchamos con cantantes femeninas sino también masculinos. La letra en algunos casos es muy buena, pero el sonido caliente, mundano, destruye la letra, porque es sensual.

En Isaías 23:15 la palabra "ramera" mencionada allí, puede ser masculino o femenino, y dice: "... Cantará Tiro canción como de ramera". Dios dice que existe un sonido sensual. Una ramera tiene cierta manera de cantar y el cristiano debe entender lo que Dios está diciendo, debemos reconocer estas verdades. Pero ahora tenemos un nuevo género de rockeros, a esto hace alusión una revista del mundo, cuando dice: «Tenemos un nuevo genero de rockeros», refiriéndose a los rockeros cristianos. Tener "rock cristiano" es como tener "pornografía cristiana, un diablo cristiano", pero ya lo hay.

Algunos preguntan: «¿Cómo puedo saber cuáles grupos son buenos y cuáles son malos?», muy fácil. Hay una revista que se llama Música cristiana contemporánea, compre varios números. Si allí se promueve un grupo, no tenga nada que ver con él, es la revista rolling stones del mundo cristiano, ni más ni menos, promueve grupos de "rock cristiano". Así es como identifico a muchos de los grupos de rock. Si esta revista lo promueve, algo debe andar mal porque no promueven nada que no sea rock de trasfondo cristiano.

Hasta la revista Time dice: «Lo que tenemos ahora es una letra nueva para la música del diablo». ¡Qué cosa más asombrosa! Time, una revista del mundo, lo reconoce al hablar de este tipo de música, dice que es el ruido de un enjambre de insectos enojados amplificado varias miles de veces. No me refiero a algo rebuscado ni a tiendas del mundo, sino a librerías cristianas. El mundo tiene más discernimiento que los cristianos. Recuerde que Jesús dijo eso en Lucas 16:8: "... que los hijos de este siglo son más sagaces... que los hijos de luz".

La revista Time dice que es malo, los cristianos dicen: «No, no es tan malo como aseguran». ¡Qué postura tan comprometedora! ¡Le está llamando bueno a lo que el mundo llama malo! Si ellos declaran que es malo, ¡qué no deberíamos estar diciendo nosotros! Pero aquí una revista cristiana dice: «Aprende rock and roll sin trastornar tu fe». Tienen lo que llaman cantos de entrecruzamiento. Son cantos que se venden en los dos mercados, se puede tomar como música cristiana o como mundana, como guste. Son tan inocuos que los puede entender como quiera.

El problema de vender en los dos mercados, de venderle a los cristianos y a los mundanos, es todo motivado por el dinero. El problema con eso es como el del hombre que durante la guerra civil llevaba puestos camisa de los confederados y pantalones de yanqui, que le pegaron por los dos lados.

Vea lo que dicen, esta es publicidad para música cristiana, no es el mundo. Esta publicidad dice que esta música cristiana es tan caliente como su contraparte mundana, literalmente así lo anuncian. Dicen que tienen el sonido de los éxitos del Hit Parade, aseguran: «Tiene suficiente músculo de guitarra para satisfacer a los clientes del 'metal pesado'». No tratan de ocultar lo que están haciendo, sino que abiertamente anuncian que ese es el rumbo que llevan. Dicen que ahora tienen música "punk/trash, cristiano", así anuncian su música. Más salvaje no se puede, pero han ido un paso más allá porque ahora no sólo cantan como el mundo, con el estilo del rock, sino que mal interpretan totalmente el significado de la palabra danza.

La palabra danza en el Nuevo Testamento significa lo mismo que en el Antiguo. En el Antiguo Testamento, cuando dice en 2 Samuel 6:5 que "David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová...". La palabra que aparece allí como danza traduce literalmente «marcar el ritmo con el pie». Tal como hacía el director de orquesta hace unos 200 años antes de comenzar a dirigir con la mano, que marcaba el ritmo con el pie. Wagner usaba un palo para dirigir. Lo que dice el texto bíblico, es que David hizo exactamente lo mismo que hace el director de orquesta en su iglesia, que dirigió al pueblo en alabanza a Dios, ese es el sentido exacto de la palabra. De ninguna manera se está refiriendo a un baile sensual.

Han mal interpretado totalmente lo dicho por la Escritura. Claro que la Biblia habla de bailes sensuales, como el de Salomé cuando bailó delante de Herodes Antipas para obtener la cabeza de Juan el Bautista. Ellos están enseñando ahora que se pueden tomar los mismos bailes sensuales usados por el mundo, la misma música sensual y usarlos para el Señor. Eso es una distorsión total de lo dicho por la Escritura cuando habla de danza.

Estuve en Baltimore hace un par de años en una escuela cristiana y mencioné el problema del baile y una de las señoritas de la escuela dijo: «¿Eso tiene algo de malo?» Y le respondí: «Sí, señorita», y añadió: «Pues mi pastor, me llevó a un concierto la noche del sábado, y bailamos y pasamos un buen rato». Me pregunté: «¿Cómo es posible? Estoy tratando de enseñarle lo que dice la Biblia acerca de esto y resulta que su pastor la está llevando a bailar, ¡qué horrible confusión!» Pero eso es lo que tenemos ahora, el "baile cristiano". Esto se publica y promueve también en revistas cristianas.

Nuestra música debe tener una melodía y esa melodía debe tener el carácter del cristianismo. Usted dirá: "Bien, si la melodía corresponde a mi espíritu y ese es el aspecto horizontal de la música, ¿qué parte de la música corresponde a mi mente?" Sería la armonía el aspecto vertical de la música. Cuando se toca un acorde, las personas esperan que suene otro, aunque no sean músicos esperan que termine el acorde. Y aunque digan: "Eso es acondicionamiento" y hasta cierto punto es así, se basa en un principio que llamamos tonalidad. Tonalidad es la tendencia de todas las notas a gravitar hacia una de ellas, se puede llamarlo diatonisismo. Así que todas las notas gravitan hacia una de ellas, y su mente identifica esto así no esté consciente de ello.

Si toco una nota equivocada en un acorde, usted se dará cuenta de inmediato. Si le pidiera una explicación, porqué está equivocada, no sabrá explicarlo aunque sabe que no está bien, no va con el acorde. Tal como los muchachos que vivían en un internado. El encargado del internado era un maestro de música y cuando los jóvenes llegaban muy tarde y el profesor se estaba durmiendo, los jóvenes tocaban toda la escala musical en el piano y se iban a dormir. Al cabo de un rato oían que el profesor bajaba la escalera y tocaba una serie de toques rápidos, estaba casi a punto de enloquecer porque su mente ya estaba esperando esa nota.

Ahora en términos musicales le llamamos a eso un trasfondo inarmónico, es decir una armonía que siempre esta implícita. Los acordes son el aspecto vertical de la música, es por esto que muchas personas no entienden la música de Bach, por ejemplo. Su música está construida sobre armonías complejas que ellos no entienden de modo que no la aprecian. No es que esa música tenga algo de malo, además tiene una hermosa melodía, pero la armonía es el aspecto vertical de la música.

Y usted dirá: "¿Qué parte de mi ser responde al ritmo?" Ya habrá adivinado, es su cuerpo el que responde al ritmo. Y dirá una vez más: «¿Y qué tiene de malo el ritmo?» Nada, como tampoco tiene nada de malo que tenga cuerpo. Algunos dicen: «No puedo estar en la iglesia el domingo, pero estaré en espíritu», y yo les digo: «Si van a venir así, mejor quédense en casa». Ahora sé a qué se refieren, pero en nuestras iglesias necesitamos personas con cuerpos. Nada tiene de malo tener un cuerpo, siempre que su cuerpo esté en la relación correcta con su mente y su espíritu.

Sucede lo mismo del otro lado, porque melodía, armonía y ritmo, todas son palabras bíblicas. Todas provienen directamente de la Escritura, aunque claro está no todas se usan en la Biblia en relación a la música, pero tienen el mismo significado. Una de las más interesantes de ellas es el vocablo griego rheo de donde proviene la palabra «ritmo». La h es el acento en griego por eso acentuamos la primera sílaba de la palabra «ritmo». Jesús usó esa palabra en Juan 7:38 cuando dijo: "El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva", o ritmarán. Por eso creo que la mejor traducción sería: "El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior pulsarán ríos de agua viva".

Cuando Dios eligió esa palabra, rheo, creo que nos estaba enseñando exactamente qué lugar debe ocupar el ritmo en nuestra música. Un cuerpo que no tiene pulso, mejor entiérrelo, no lo deje en su casa. Pero, ¿por qué digo eso? Porque conozco a personas que tienen música horrible en sus casas, ¿y sabe qué hacen con ella? La guardan en el clóset. ¿Qué hace con la basura en su casa, la guarda en el clóset? Pero dirá: «¡Ah, es que tengo tanto dinero invertido en esa basura!» No importa cuánto dinero tenga invertido en ella, si es basura tírela. Pero, yo sí sé por qué la conserva, por si acaso quiere regresar a ella y mientras la conserve probablemente lo hará.

La música que no tiene ritmo está muerta, sepúltela, no la cante en la iglesia. Algunos imaginan que si algo va a ser espiritual debe estar muerto o en un paquete pequeño, pero ninguna de las dos cosas es cierta. Es más, cuando se reúna a cantar en su iglesia su canto debe estar tan lleno de vida que si lo pudieran cortar con un cuchillo sangraría. Jamás se atreva a reunirse para cantar muerto, sin vida, indiferente y apático, eso no es de cristianos. Jesús dijo: "...yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia" (Jn. 10:10b).

Jesús no dijo que había venido para que tuviéramos muerte. Si permite que su música se vuelva muerta e indiferente, ¿sabe qué harán los jóvenes?, le van a poner vida artificial, van a conseguir un bajo eléctrico, una batería, unas bocinas grandes y amplificadores. Como alguien ha dicho: «Si alguno de esos grupos tocara en una caseta telefónica tendrían que entrar con todo su equipo para hacerlo», y creo que tiene razón.

Por eso creo y es mi opinión personal, que en muchos de esos llamados conciertos de "rock cristiano", hablan de las muchas decisiones tomadas, pero sería bien interesante tratar de localizar a los convertidos. Un grupo nacional que trabaja con universitarios, hace varios años presentó un festival de "rock cristiano". Después del festival reportaron en su revista, que consideraban que mil jóvenes se habían convertido en el festival de rock. Pero son un grupo nacional con representantes en todo el país y enviaron a sus representantes a visitar a quienes habían hecho profesiones de fe. ¿Sabe qué reportaron varios meses más tarde? Sus propios representantes dijeron: «No encontramos a una sola persona genuinamente convertida». ¿Por qué? Porque cuando empieza con ese ritmo pesado, creo que lo único que va a lograr es que las personas hagan algo en contra de su voluntad o sin participación de su voluntad y cuando eso sucede no hay salvación.

Algunos jóvenes me han dicho: «Si la música rock tiene tanto poder ¿por qué no le ponemos letra cristiana para ganar almas para Cristo?» La respuesta debe ser obvia: «No convierta a las personas hipnotizándolas, porque si lo hace no habrá salvación». Cuando el cuerpo tiene demasiado pulso está enfermo. Si salgo a correr unos tres kilómetros como debo, mi pulso se acelerará para satisfacer las necesidades de mi cuerpo, no hay problema con eso. Si su pulso tiene la fuerza suficiente lo puede palpar, pero si su pulso late fuera de control va a tener un infarto, debe buscar ayuda.

Cuando tiene demasiado ritmo en la música, ésta de igual manera está enferma, porque en un cuerpo sano el pulso siempre está completamente bajo control, de modo que apenas se nota. En la buena música el ritmo se encuentra bajo la superficie donde apenas se nota. Ahora, éste no es el único factor, pero sí es uno de los factores que mejor puede probar. En la música no cristiana mayormente se advierte el ritmo, porque el ritmo es como la sal, debe usarse bajo estricto control.

Después de leer todo este artículo, que es el más largo de la serie, tal vez diga: "Ese hermano escribió por mucho tiempo, tengo hambre, quiero una hamburguesa". Así que saca pan y le pone la carne y como necesita sal para darle sabor a la carne, le coloca 50% de sal y 50% de carne. ¡Pero, eso sería terrible, tanta sal terminaría por matarlo! Bueno, así es el rock pesado, el metal pesado, es como 90% de ritmo. Eso es terrible, pero vamos a solucionarlo, sólo le vamos a poner a la carne 25% de sal, pero dirá: "Eso también es demasiada sal", ¿por qué, si sólo es la mitad de la sal? Por eso, engaña a la gente, por eso no debemos compararnos con el mundo, porque si se compara con aquello, esto no se ve tan mal, pero eso también está mal.

Bueno, vamos a solucionarlo de una vez por todas, sólo le vamos a poner 10% de sal. ¿Alguna vez ha intentado comer un alimento que contenga un 10% de sal? Si no cree que 10% de sal es demasiado, la próxima vez que la señora de la casa prepare un plato de verduras, por cada nueve cucharadas de verduras pídale que ponga una de sal. Dirá: "Pero eso sería terrible" y tiene razón, eso también lo mataría, no tan pronto, pero le matará. Pero... ¿no ve que es cinco veces mejor que el 50%? Ahora estamos hablando de lo que llaman "rock dulce". ¡Eso es lo que engaña a la gente! El mundo ha descendido tan bajo que los cristianos van detrás del mundo pensando, que no están tan mal como aquellos de allá. Pero olvidan que Dios tiene sus normas y nos pide que volvamos a ellas, si vamos a tener lo que Él quiere.

Una orquesta sinfónica, una orquesta grande, básicamente consta de unos 100 músicos, de esos 100 unos tres o cuatro tocan ritmo, habrá otros también que tocan un poco de ritmo, pero básicamente sólo son tres o cuatro. O sea que es un 1 ó un 2% porque descansan gran parte del tiempo por varios compases, luego tocan unas cuantas notas aquí y allá. Lo que tenemos es una orquesta sinfónica, pero si a esa orquesta que toca una melodía, le añade ritmo, aunque sea la misma orquesta sinfónica todo cambia completamente. En una banda de rock hay cuatro instrumentos básicos: tienen una guitarra rítmica, una guitarra bajo con su frecuencia de bajo que es básicamente un instrumento rítmico, luego el tambor que definitivamente también es de ritmo y un guitarrista principal que a veces toca la melodía, en ocasiones hay un teclado, que asimismo es instrumento de ritmo.

El rock por su misma naturaleza es por lo menos 75% ritmo, imposible que sea cristiano por mucho que quieran, no se ajusta a las normas de Dios. Incluso Paul Simón dice: «El rock es ritmo», él reconoce que es ritmo. Yo sostengo que cuando usted tiene su espíritu en control, su mente en segundo término y su cuerpo en el último, entonces deseará música que se componga principalmente de melodía, armonía en segundo término y el ritmo en último. Pero usted dirá: "¿Realmente es cierto todo esto? ¿Tiene importancia práctica?" ¡Claro que sí! Me gustan las analogías que realmente quedan y ésta realmente queda, porque si toma por un lado el espíritu, mente y cuerpo, no puede tener una mente que exista sin cuerpo. O si toma un cuerpo sin mente, eso también sería una locura. No pretendo eliminar nada, igual en la música. No deseamos eliminar el ritmo, sino que estamos tratando de poner las cosas en su proporción correcta, en el orden correcto. Esa es la clave del cristianismo: equilibrio e integridad. Los cristianos apegados a la Biblia han tenido las mismas normas en todo el mundo.

Dios ha permitido que viaje literalmente por todo el mundo predicando mensajes sobre la música. Empecé a enseñar hace 37 años, presentando principios bíblicos sobre la música. Este seminario comencé a dictarlo hace 26 años. He estado haciendo esto por mucho tiempo, como dijera por todo el mundo. He estado en Australia, Hawai, incluso recuerdo la primera vez que fuimos a España. Habíamos ido allí para ayudar a los misioneros a hacer unas grabaciones en español y me pidieron que hablara acerca de la música y pensé: Estas personas españolas con sus ritmos españoles, nunca entenderán lo que estoy diciendo. Además tenía que hablar por medio de un traductor, imagínese, con lo rápido que hablo y con términos musicales tratando de hablar por medio de un traductor. Pero al final muchos españoles se me acercaron diciendo: «Qué bueno que haya alguien que nos ayude a distinguir entre la buena música española y la mala música. Sabíamos que había una diferencia, pero no sabíamos cuál era».

Los principios no se gobiernan por la preferencia personal, tampoco se gobiernan por la cultura, aunque muchos dicen que es un asunto de cultura. No son creados ni culturales. Hace tiempo estuvimos en Santa Lucía, una de las islas del Caribe que hemos visitado varias veces. Son 99% de raza negra, ¡cómo disfrutamos nuestras visitas allá! Recuerdo que la primera vez que estuvimos en ese lugar, les expuse algunos de los ejemplos que le di a usted en el principio, el del trombonista y música muy ligera, pero comenzaron a agitar los brazos y dijeron: «¡Basta!», y cuando pregunté: «¿Qué sucede?», agregaron: «Esa música es sensual, no queremos nada de eso». Y pensé, qué extraño, esa gente no conoce nada de la cultura norteamericana, pero como cristianos fieles a la Palabra de Dios se dan cuenta que esa música no es aceptable y no se apega a los principios bíblicos.

Porque no se trata de algo cultural, sino de principios. Así que existe la buena y mala música española, la buena y mala música negra, la buena y mala música oriental, etc. ¿Cuál es la diferencia? Los principios de la Palabra de Dios. Son los principios los que determinan qué es bueno y qué es malo. Estoy convencido que Dios quiere que tengamos discernimiento porque dice: "¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo...!" (Is. 5:20a)

Esto es lo que tenemos el día de hoy. Las personas están tomando música mundana sensual y dicen: «A nosotros nos parece que es buena, así que vamos a ponerle letra buena, cristiana y hacemos de esto algo cristiano». Pero cuando "comprobamos lo que es agradable al Señor", Dios nos da discernimiento. No será en un solo día, recuerde que "...el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal" (He. 5:14). Si practica los principios por tiempo suficiente, Dios le dará discernimiento para que pueda saber lo que es bueno y lo que es malo.


volver arriba