Menu

Richard Warren

         Richard Duane Warren, mejor conocido como Rick Warren, nació el 28 de enero de 1954.  Es un autor y pastor evangélico norteamericano, fundador de Saddleback Church.  Una mega iglesia localizada en Lake Forest, California, y la octava más grande y numerosa en Estados Unidos.

         Es considerado por el New York Times, como uno los más destacados escritores “cristianos”.  Ha escrito muchos libros, incluyendo una guía para la iglesia, el ministerio y el evangelismo.  Uno de sus mayores éxitos ha sido Una Iglesia con Propósito, el cual sirvió para que se llevaran a cabo una serie de conferencias y ministerios evangelísticos a nivel mundial, en los cuales participaron más de 400.000 pastores y líderes de iglesia en todo el mundo.

         Todo esto dio origen a su siguiente libro Una vida con propósito, el cual de acuerdo con Zondervan Books, el editorial que lo publicó, ha sido traducido a más de 50 idiomas y para el año 2009 había vendido más de 39 millones de copias, convirtiéndolo en el autor “cristiano” más vendido del mundo.

         En mayo de 2005, en una encuesta llevada a cabo entre pastores norteamericanos por George Barna, él le preguntó a los líderes cristianos más destacados de Estados Unidos, que identificaran cuál había sido el libro que más había influido en sus vidas y ministerios.  Y la respuesta fue: Una vida con propósito, y el segundo Una iglesia con propósito.  Billy Graham lo describió, “como la mejor guía hacia la grandeza - para lograr vivir el Gran Mandamiento y la Gran Comisión de Jesús”.
Rick Warren, como Billy Graham, la Madre Teresa, Michael W. Smith, y muchos otros miembros de la nueva era, cree en lo que se conoce como “universalismo”, la creencia de que en el final todos terminarán yendo al cielo. Éstas fueron sus palabras: “Usted puede ser católico, budista, musulmán, mormón, judío o protestante, o no tener religión alguna.  Yo no estoy interesado en sus antecedentes religiosos, porque Dios no creó el universo para que tuviéramos religión.  Vino para que tuviéramos una relación con Él’.

         “Yo defino la religión como un intento del hombre para acercarse a Dios.  He estudiado todas las religiones principales... y todas ellas tienen una forma diferente de aproximarse a Dios”.

         Rick Warren cree que uno puede ser salvo por el Señor Jesucristo sin tener que apartarse de las creencias y prácticas budistas, musulmanas, católicas, etc. ya que cada una de ellas tiene su forma exclusiva de acercarse a Dios.  Que otras religiones paganas igualmente adoran al Dios de la Biblia, aunque lo llamen por diferentes nombres.  Esto es herejía, pero nos permite saber por qué el señor Warren es tan altamente estimado entre los hombres del mundo.  Mas el Señor Jesucristo dijo: “Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación” (Lucas 16:15).

         El dios de la nueva era que presenta Rick Warren, es uno que hace que todas las personas se sientan bien.  Incluso hasta una publicación mundana como The New Yorker, entiende muy bien el mensaje que predica, ya que hizo el siguiente comentario, en su edición del 12 de septiembre del 2005: “El Dios de Warren no pretende ser grandioso ni estar enojado, ni mucho menos juzga el pecado del hombre.  Sino que es un ser genial y compasivo que desea ser su mejor amigo”

         Esos que siguen sus enseñanzas, creen en un nuevo “dios”.  Uno que no juzga el pecado de la humanidad.  Pero éste no es el Dios de la Biblia.  Este hombre sirve a un dios falso que guiará a muchos al infierno.   Dijo el Señor:  “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio” (Mateo 12:36).

         Todos los conceptos de la nueva era que enseña Warren se encuentran registrados en su popular libro Una vida con propósito, en el cual excluye el arrepentimiento por los pecados, en su supuesto “mensaje de salvación”.  Dice en el capítulo 7, titulado La razón de todo: “Primero, crea que Dios lo ama y lo hizo para sus propósitos.  Crea que usted no es un accidente.  Crea que fue hecho para existir para siempre.  Crea que Dios lo ha escogido para que tenga una relación con Jesús, quien murió en la cruz por usted.  Crea que sea lo sea que haya hecho, Dios quiere perdonarlo’.

         “Segundo, reciba.  Reciba a Jesús en su vida como su Señor y Salvador.  Reciba Su perdón por sus pecados.  Reciba Su Espíritu, quien le dará el poder para cumplir el propósito de su vida.  La Biblia dice, ‘El que acepta y confía en el Hijo ¡entra a todo, a la vida completa y eterna!’  Dondequiera que sea que esté leyendo esto, lo invito a que baje su cabeza y que quietamente susurre la oración que cambiará su eternidad: ‘Jesús, creo en ti y te recibo’.  Hágalo”.

         Note que la palabra arrepentimiento no se menciona para nada en la versión de salvación de Rick Warren, y note también que ni siquiera se molesta en decir que tiene que creer tal como enseña Romanos 8:34: “¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”.  También 1 Tesalonicenses 4:14: “Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él”.

         El Evangelio del Señor Jesucristo que encontramos en la Biblia es muy diferente al que enseña este hombre.  Lo primero que hizo Jesús en su ministerio, y sobre lo cual instruyó a sus discípulos fue que instaran a las personas al arrepentimiento.  Leemos en Mateo 4:17: “Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”.  También en Marcos 6:11-12: “Y si en algún lugar no os recibieren ni os oyeren, salid de allí, y sacudid el polvo que está debajo de vuestros pies, para testimonio a ellos. De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para los de Sodoma y Gomorra, que para aquella ciudad. Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen”.

La Torre de Babel Moderna

         Hoy incluso hasta se han hecho en Estados Unidos, referencias positivas a la torre de Babel, lo cual sólo podemos considerar como algo completamente inexplicable.  Además, estas referencias no se originaron de una fuente secular luciferina globalista, sino desde el púlpito de una iglesia bautista, supuestamente “conservadora”.

         Es indudable que desde muchas otras iglesias también ya se han predicado sermones alusivos a la torre de Babel como un ejemplo del juicio de Dios en contra de su rebelión contra Él, sin embargo, los días 30 y 31 de octubre de 2004, el púlpito de la Iglesia Saddleback Community de la Convención Bautista del Sur, en el condado Orange de California, fue aparentemente la primera localización eclesiástica en la historia, desde la cual se presentó la torre de Babel como un ejemplo de lo que podrían lograr los miembros individuales de una iglesia si funcionan unidos.  Además, es muy posible que las 700 iglesias adicionales seleccionadas para introducir los “Cuarenta días de comunidad”, de Rick Warren, también usaron esta promoción positiva de la torre de Babel.

         El doctor Rick Warren, pastor de la iglesia Saddleback Community, mientras se encontraba en medio de su campaña de “Cuarenta días de comunidad”, un programa de seis semanas que enfatiza la edificación de una comunidad dentro de la iglesia, presentó la torre de Babel como un ejemplo.  En esencia, relató que Babel era una demostración perfecta de lo que podía lograrse cuando los hombres y las mujeres trabajaban unidos para alcanzar una meta común.  Declaró que el personal que construía la torre de Babel lo hizo tan bien como grupo, que Dios tuvo que intervenir para separarlos.  El comparar el contexto de los eventos que ocurrieron en la llanura de Sinar hace tanto tiempo, con lo que pueden lograr los “miembros del cuerpo de Cristo” unidos por el vínculo del Espíritu Santo, debería hacer helar la sangre de un verdadero hijo de Dios.

         Y nos preguntamos: ¿Cómo pudo este señor violar el contexto de la Escritura hasta el extremo de hacer tal comparación?   ¿Acaso no advierte la fuente rebelde de poder que facultó a esos que construían la torre? ¿Es que no comprende el significado histórico y profético que se derivó de los eventos de Babel? ¿Cómo se atreve a rebajar el poder del Espíritu Santo obrando dentro del hijo de Dios a fin de lograr el propósito divino?  ¿Acaso subestima la Escritura que declara que el poder de Dios se perfecciona en la debilidad del hombre? ¿Por qué un ministro del Evangelio de Jesucristo, glorifica uno de los ejemplos más reconocidos de rebelión en contra de Dios en toda la historia? ¿Es que algo mucho más profundo se está gestando dentro de este programa de “cuarenta días de comunidad”? ¿Podría ser esta ilustración, una señal de que hay algo más en los “cuarenta días de comunidad” que lo que vemos a simple vista?

         Los conceptos básicos de los “cuarenta días de comunidad” se basan en la formación y funcionamiento de grupos pequeños dentro de la iglesia y el tema de que “es mejor estar unidos”.  Mientras que no hay duda que la Palabra de Dios enseña la unidad entre los creyentes, los conceptos y terminología que usa en los “cuarenta días de comunidad” activan varias señales de alarma.  No obstante estas señales de alarma, se convierten más en el toque estridente de sirenas, cuando uno recuerda la forma de pensar en grupo de las sectas paganas ocultistas y las religiones que se originaron en la torre de Babel.

         Una vez Dios dispersó a estos hombres sobre la faz del planeta, y a partir de este punto de la historia, ésta filosofía de pensar en grupo, impregnó el intelecto ocultista.  Puede verse a lo largo de la historia y en el pensamiento moderno y neo pagano de la filosofía de la “nueva era”.  Las filosofías del pensamiento en grupo se perciben con facilidad en los modernos escritos teosóficos de las religiones que se basan en la naturaleza, en las religiones orientales, la adoración de la diosa, las organizaciones luciferinas, y ahora, gracias al doctor Warren, en la iglesia evangélica.

         Es dentro de este contexto que debemos evaluar los eventos que están ocurriendo últimamente dentro del cuerpo de Cristo.  Esta nueva iglesia que pretenden edificar hoy, hombres como el señor Warren, César Castellanos Domínguez con su G12 y otros más, comparte escalofriantes similitudes, y similaridades desconcertantes con las enseñanzas ocultistas.  En esencia, estos modernos evangélicos que aseguran estar edificando “el Reino de Dios” están en realidad reconstruyendo la torre de Babel.

La intención del propósito

         Una de las principales metas de este movimiento con propósito, es el crecimiento de la iglesia.  Este desarrollo depende en añadirle nuevos miembros a las iglesias, basándose en métodos y técnicas humanas.  Mientras sus promotores dicen que este sistema humano está en la Biblia, hay más que razones para cuestionar este reclamo.

         Tal parecería que muchas de estas técnicas del movimiento con propósito están orientadas, en lo que me conviene a mí y supuestamente a la obra, en lugar de lo que yo pueda hacer por usted.  Los líderes exitosos del movimiento con propósito averiguan lo que le atrae a las personas que acuden a sus templos y luego les proveen el tipo de actividades o servicio que creen que complacerá a sus visitantes.  Estas iglesias con propósito están orientadas más como un negocio, mientras pasan por alto la doctrina a fin de no ofender a nadie.

         Un cristiano bíblico estará de acuerdo en que para ser fiel a Jesús y a su Palabra, una iglesia saludable debe tomar como fundamento la enseñanza de la Palabra de Dios.  Pero una que opera como un negocio, cuyo fundamento descansa en métodos diseñados por los hombres para incrementar el número de miembros, produce convertidos que son bíblicamente analfabetos.
La palabra del hombre o la Palabra de Dios

         Las Escrituras han sido cuidadosamente traducidas del hebreo y griego, a fin de que la Palabra de Dios pueda ser comprendida en el lenguaje vernacular de los pueblos.  Sin embargo, ahora casi a diario escuchamos decir a los “grandes ministros” que es necesario que la Biblia esté redactada en una forma más comprensible, y al hacerlo han tomado la Palabra de Dios y la han ido cambiando por palabras de los hombres, para que se ajuste mejor a sus propios pensamientos, eliminando al mismo tiempo porciones, por considerar que de alguna forma discriminan u ofenden a algunas personas.  Pero... ¿Es esto bíblico?  Hoy en día, no son los hombres los que se ajustan a la Palabra de Dios, sino que la Palabra de Dios es alterada para que satisfaga la carnalidad de los seres humanos.

         Por ejemplo, considere una nueva versión de la Biblia publicada en inglés, que se titula El Mensaje, cuyo editor es Eugene Peterson, la cual es descrita así: “Una traducción contemporánea de la Biblia de los lenguajes originales, redactada para presentar ritmo, eventos e ideas en el idioma diario”. Esta versión “parafraseada” de la Biblia, en realidades sólo los pensamientos y puntos de vista del señor Eugene Peterson, quien tomó las palabras cuidadosamente traducidas de la Biblia y las puso en sus propias palabras en inglés.

Por ejemplo, considere la siguiente porción de la Escritura tomada de Juan 3:17, que dice: “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él”.  La traducción del señor Peterson dice: “Él vino para ayudar, para poner al mundo correcto nuevamente”.  No hay necesidad de ser un erudito bíblico para comprender que la frase “para que el mundo sea salvo por él” significa que por el sacrificio expiatorio del Señor Jesucristo, podemos ser redimidos del juicio que merecemos por nuestros pecados y así poder ir al cielo.  Debería ser obvio que usar la frase “vino para ayudar” distorsiona completamente el significado de lo que Jesús dijo.  Y luego “poner al mundo correcto” no tiene nada que ver con la salvación de las almas.  De hecho, esto suena como el evangelio social para reformar al mundo mediante la acción política.

         El pastor Rick Warren, autor del libro Una iglesia con propósito, es uno de quienes más apoya al señor Eugene Peterson y a su Biblia El Mensaje, de hecho es la versión que cita en sus libros.  Sin embargo, al hacerlo, de hecho está refiriéndose a los pensamientos de un hombre que piensa que está declarando lo que dice la Escritura.

         Pero tal vez usted se pregunte: “Pero... ¿qué hay de malo con esto?  Acaso no es mejor leer alguna versión de la Biblia, que no leer ninguna?”.  Es cierto que algunos cristianos aunque han sido creyentes por años, aseguran que todavía tienen dificultad para entender la Escritura que ha sido traducida palabra por palabra de su texto original, por lo tanto si alguien concibe una forma para hacer que pueda comprenderse más fácilmente, ¿acaso no sería esto un gran instrumento para plantar semillas para el Evangelio de Jesucristo?

         Esta línea de razonamiento tal vez suene aceptable.  Sin embargo, también sabemos que lo que al hombre le parece correcto, bien puede estar equivocado de acuerdo con la perspectiva de Dios.  Además, cuando confiamos en los pensamientos de hombres, en lugar de fiarnos en las Palabras del Creador,  lo más seguro es que seremos engañados.  Con respecto a El Mensaje del señor Eugene Peterson, hay algo que debe quedar bien claro:  Si quiere la verdad y sólo toda la verdad, lea la Biblia - no la conjetura de lo que piensa algún hombre de lo que realmente dijo Dios.  De otra manera usted tiene el potencial de cometer suicidio espiritual.

La iglesia emergente

         Si escucha regularmente nuestra programación ya estará enterado de la nueva tendencia que está arrasando la iglesia cristiana hoy, incluso que muchos están diciendo que se avecina un gran cambio.  Que la era de buscar una iglesia amigable ha concluido, y que ahora nos encaminamos hacia otro período de la historia, que se llama “La iglesia emergente”.  Sino ha oído hablar de esto, trate de hacer una búsqueda en la Internet, sólo ponga “iglesia emergente” en cualquiera de los portales, y le garantizo que se asombrará de lo que va a descubrir.

         Rick Warren es uno de los que más apoya a la “iglesia emergente”.  Esto fue lo que escribió en el prólogo del libro de Dan Kimball La Iglesia Emergente: Cristianismo clásico para nuevas generaciones: “Este libro es un ejemplo maravilloso y detallado de cómo una iglesia con propósito puede lucir en un mundo posmoderno.  Mi amigo Dan Kimball escribe apasionadamente, con un profundo deseo de alcanzar la generación y cultura emergente.  Mientras mi libro ‘La iglesia con propósito’ explica lo que la iglesia está llamada a hacer, el libro de Dan expone  cómo hacerlo con los creativos culturales que piensan y sienten en términos posmodernos.  Es necesario que le preste atención a él, porque los tiempos están cambiando”.

         Es cierto que durante las décadas pasadas muchas tendencias han llegado y se han ido, tal como declaró el señor Warren en el prólogo del libro de Kimball.  Hemos podido observar cómo las iglesias adoptan muchos estilos contemporáneos en la adoración, en la programación, la arquitectura, la música y otros elementos.  Cualesquiera sea el estilo, pronto pasará de moda.  Es así como los ciclos de cambio se han ido acortando cada vez más, ayudados por la tecnología y los medios noticiosos.  Siempre están apareciendo nuevas formas y nuevas modas.

         Pero casi todas estas nuevas tendencias no tienen fundamento en la sana doctrina bíblica.  De hecho, la razón de por qué aparecieron, es porque muchos cristianos fueron vulnerables a “nuevos vientos de doctrina” que no tienen base bíblica.

         De acuerdo con la Biblia, en los últimos días, estos vientos de doctrina serán “doctrinas de demonios” que influenciarán a cristianos que se aparten de la verdad y “tengan comezón de oír”.  “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias” (2 Timoteo 4:3).

         Rick Warren no sólo apoya “la iglesia emergente”, sino que cree que eso es exactamente lo que se requiere en este tiempo.  Está convencido que en eso será lo que se convertirá, la iglesia con propósito que él fundó en el mundo posmoderno.  He aquí sus palabras registradas en la página 7 del libro de Dan Kimbal, La Iglesia Emergente: Cristianismo clásico para nuevas generaciones: “En los pasados veinte años, los que buscan espiritualidad han cambiado mucho.  En primer lugar ahora son mucho más que antes.  Los hay por todas partes.  Nunca he visto tantas personas tan hambrientas por descubrir y desarrollar la dimensión espiritual en sus vidas.  Es por eso que hay tan vivo interés en el pensamiento oriental, las prácticas de la nueva era, el misticismo y lo trascendente”.
Él además explica, lo que debe hacer “la iglesia emergente a fin de emerger”. Sigue diciendo en las páginas 7 y 8: “Hoy quienes buscan espiritualidad, están hambrientos por símbolos y metáforas, y experiencias e historias que revelen la grandeza de Dios.  Como están cambiando constantemente, debemos ser tan sensibles con ellos como lo fuera Jesús; debemos estar dispuestos a reunirnos con ellos en su propio territorio y hablarles en formas que puedan comprender”.

         Ahora, permítanos proseguir con su línea de razonamiento, a través de su conclusión lógica basada en la idea de que el mundo está hambriento por un punto de vista oriental, la nueva era, el misticismo y la iluminación espiritual.  Según él, como es necesario reunirnos con estos que andan en busca de “espiritualidad” en su propio territorio, ¿no se requerirá entonces que el cristianismo se vuelva más nueva era y místico?

         Ahora, permítame hacer esta pregunta: ¿Qué dice la Biblia acerca de la llamada iglesia emergente? ¿Acaso la meta del cristianismo se basa en un evangelio social, hacer que las personas se sientan bien o en la Palabra de Dios?  “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:31 y 32). Declarando además: “¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra” (Juan 8:43).

La iglesia inclusiva con propósito

         Rick Warren tiene un plan ambicioso llamado P.E.A.C.E., con el cual espera introducir el reino de Dios aquí en la tierra.  El acrónimo en inglés traduce paz.  Su meta es el establecimiento de nuevas iglesias y tener compañerismo con otras, equipar a los líderes, asistir a los pobres, cuidar de los enfermos y educar a la próxima generación.

         Mientras los líderes políticos y económicos alrededor del mundo han discutido previamente programas sociales similares a fin de acabar con los problemas del mundo, hasta ahora todos han fracasado.  Warren cree que ha descubierto el componente perdido para el éxito - una iglesia en la que estén incluidos todos los credos y denominaciones.

         Esta iglesia inclusiva es la tercera pata de lo que él llama "un taburete con tres patas".  En una entrevista publicada en el Philippine Daily Inquirer, el 30 de julio de 2006, explica así lo que quiere decir: “Estos problemas son tan grandes, que todos han fracasado en resolverlos.  Estados Unidos ha fracasado, lo mismo las Naciones Unidas.  Nadie ha solucionado estos cinco problemas, porque la solución necesita un taburete de tres patas.  Para la estabilidad de una nación, usted debe tener un gobierno fuerte y saludable, negocios fuertes y saludables e iglesias igualmente fuertes y saludables'.

         “Un taburete de tres patas tendrá estabilidad.  Por lo tanto, estoy viajando de un país a otro, enseñando cuál es el papel que desempeñan los negocios, cuál es el papel que ejecuta la iglesia, y enseñándole a los líderes del gobierno cuál es el papel que ellos deben desempeñar - ya que todos deben trabajar unidos.  No podemos solucionar el problema en su país o en el mundo, sino trabajamos unidos”.

         Parte del proceso de Warren es que la iglesia acabe con sus diferencias con otras religiones y entidades seculares, para que así pueda desarrollarse en un cuerpo más poderoso y efectivo.  En una conversación con Charlie Rose el entrevistador del servicio de televisión PBS - Public Broadcasting Service, el 17 de agosto de 2006, Warren define así esta idea: “Cuando salgo a otro lugar y comienzo a decirle a las personas, ‘¿Desearía trabajar con nosotros en asuntos relacionados con la pobreza, enfermedades, SIDA, analfabetismo e injusticia?'.  A menudo encuentro que tienen menos disposición a colaborar con nosotros que la que nosotros tenemos para hacerlo con ellos.  En otras palabras, estamos diciéndoles: ‘Ustedes no tienen que cambiar sus creencias para poder trabajar con nosotros'.  Si sólo puede colaborar con aquellos con los cuales está de acuerdo, entonces está excluyendo a la mayor parte del mundo.  Es cierto, yo no le insisto a los musulmanes que cambien sus creencias para que puedan trabajar en asuntos sobre pobreza.  No le insisto a un homosexual que cambie su forma de ser.  Ellos no van a aceptar lo que yo creo, como tampoco yo voy a aceptar lo que ellos creen”.

         Al decir “Ustedes no tienen que cambiar sus creencias”, Warren es capaz de extender los límites de su plan global de paz para incluir virtualmente cada sistema de creencias y persuasiones.  Ésta sería la pata religiosa o espiritual de ese taburete de tres patas que llevará a lo que Warren se refiere en Mitos de la moderna mega-iglesia, como a una “segunda reforma”.  Pero a diferencia de la primera reforma de esos que defendieron la verdad de la Palabra de Dios, la de Warren es de una naturaleza diferente, la cual define como una reforma “de las obras” y no “de las creencias”.

Y explica en su entrevista con David Kuo, publicada en la Internet en un documento titulado La segunda Reforma de Rick Warren: "No va a ser, acerca de lo que cree la iglesia, sino respecto a lo que la iglesia está haciendo".  En lugar de ser el Señor Jesucristo el punto focal de este cuerpo espiritual ecuménico, todo lo que se requiere es una causa común - es decir erradicar los cinco gigantes globales que ha identificado, como pobreza, enfermedades, SIDA, analfabetismo e injusticia.

         En la entrevista con Charlie Rose, Warren hace una declaración extraordinaria.  Mencionó que había conocido al líder de un grupo activista de homosexuales y le explicó a Rose que había encontrado solidaridad con él.  Dice: “Justo me acabó de reunir con Eric Sawyer, el presidente y co-fundador de ACT-UP [la Coalición del SIDA para desatar el poder] y le dije: ‘Eric, sé que te preocupas por las personas que están muriendo. ¿Cómo puedo ayudarte para que escuchen tus palabras?'.  Él respondió: ‘Usa tu autoridad moral'.  Y estoy trabajando con estas personas".

         La iglesia de Warren que incluye a todos, abarca un amplio espectro de creyentes con una causa común.   No sólo a cristianos evangélicos, sino también a todos los que comparten las mismas metas de él y están dispuestos a ser parte del plan de P.E.A.C.E.  En la entrevista, Charlie Rose le preguntó a Warren si estaría dispuesto a trabajar junto con los católicos para establecer su plan, y él respondió: “El cristianismo es un movimiento global.  De hecho, el cristianismo fue global 200 años antes que alguien comenzara a hablar sobre globalismo.  Es la única organización mundial en el planeta.  Hay 2.300 millones de cristianos en el mundo”.

         Él identificó a esos 2.300 millones de cristianos, cuando le dijo a Rose: “Probablemente 600 millones de ellos, creo que son católicos.  Así que cuando los pones juntos, es la organización más numerosa en el mundo.  No sólo es la red en la que yo estoy incluido, sino que he estado entrenando a líderes por 26 años.  Hemos entrenado a unos 400.000 pastores en unos 163 países, todos de diferentes denominaciones.  Bueno, este sistema de 400.000 pastores, es pequeño, sólo una red diminuta comparada con todo el cristianismo alrededor del mundo”.

         En el 2005, Warren habló ante la organización liberal el Foro sobre Religión.  A fin de clarificar la naturaleza ecuménica del plan de P.E.A.C.E. y la fuerza global que cree que podría tener, explica en Mitos de la moderna mega-iglesia: “Ahora, cuando se tiene un 25% de América básicamente católico, y 28 a 29% de América evangélico, juntos, es lo que se llama una mayoría.  Y es un bloque muy poderoso, si permanecen unidos en asuntos particulares... Yo le animo a que mire a esta alianza en desarrollo entre protestantes evangélicos y católicos”.

         La reforma de Rick Warren, la cual instaurará el reino de Dios mediante la cooperación global por una causa común, incluirá católicos, musulmanes y homosexuales - una combinación completamente opuesta a la reforma del siglo dieciséis.

         Él además definió sus aspiraciones del reino de Dios en la entrevista con Charlie Rose, quien le pidió que discutiera el “papel de la iglesia”.  Warren le dijo a Rose que “Hace unos cien años el protestantismo se dividió - un grupo se enfocó en un evangelio social, en presentar el reino estableciendo una buena estructura social.  Mientras que el otro se enfocó en la salvación personal de los individuos.  Pero... de estos dos grupos, ¿cuál está en lo correcto?  Bueno, ambos están... y es necesario que vuelvan a reunirse”.

 

El Reino de Dios y un hombre de paz

 

         A la mayoría de personas, con sentido común y compasión, les gustaría ver un planeta sin pobreza, sin enfermedades y sin analfabetismo.  Damos gracias a Dios por todas las organizaciones que trabajan para ayudar a los que sufren, los enfermos y los pobres.  El Señor Jesucristo dejó muy claro que tenemos que preocuparnos por alcanzar a esos en necesidad.  Sin embargo, el trabajar para hacer que se haga una realidad la utopía en la tierra por medio de la unidad global y religiosa es fútil.

         Lo que vamos a decir tal vez haga enojar a algunas personas y podrían acusarnos de ser fatalistas.  Pero ningún lugar en la Escritura apoya la noción que nosotros seremos capaces de instituir un reino sin lágrimas, dolor, pobreza y sufrimiento, porque esto sólo tendrá lugar cuando el Señor Jesucristo regrese físicamente y Él mismo lo establezca.

         Hay otra pregunta que necesitamos considerar: ¿Podrán esos que no conocen al Rey establecer el reino de Dios?  Rick Warren cree que Dios le ha mostrado, no sólo los límites - o la falta de ellos, de este reino global venidero, sino también la estrategia para hacer que sea una realidad.  Antes de concebir el plan, dice que le preguntó a Jesús que le mostrara cómo alcanzar el mundo.  Y explica: “Entonces le dije: ‘¿Cómo lo harías Tú?  Tú no me dejarás sin una estrategia'.  Y encontré la respuesta en un pasaje en el capítulo 10 de Mateo y 10 de Lucas, en donde Jesús envía lejos a sus seguidores... y les dice: ‘Cuando vayan a una villa encuentren un hombre de paz'.  Deben encontrar un hombre de paz.  Hay un hombre de paz en cada villa, en cada gobierno, en cada negocio, en cada iglesia”.

         Warren también le inquirió a Jesús que le descubriera quién es este hombre de paz.  Y ésta fue la respuesta que obtuvo, tal como relata Charlie Rose en su entrevista: “Y le dije así, ‘¿Quién es éste hombre de paz?'.  Él respondió, ‘Cuando encuentres el hombre de paz, si es franco y está dispuesto a trabajar contigo, bendícelo y comienza tu trabajo allí.  Si el individuo no está dispuesto a trabajar contigo, sacúdete el polvo de tus zapatos y ve a la próxima villa, ‘porque siempre encontrarás a alguien que trabaje contigo'.  El hombre de paz es franco e influyente...'

         “El hombre de paz no tiene que ser un creyente cristiano.  Puede ser un musulmán.  Puede ser un judío.  Porque cuando Jesús dijo, ‘Encuentra un hombre de paz', todavía no habían cristianos.  Ni Jesús había muerto sobre la cruz.  No había resurrección.  Él sólo estaba diciendo, ve y encuentra a alguien que trabaje contigo”.

         Mientras Warren cree que una conversación con Jesús inspiró su plan para establecer el reino de Dios en la tierra, sería importante revisar las palabras del Señor registradas en la Biblia.  Irónicamente, Jesús dijo exactamente lo opuesto de lo que él propone.  En vista del hecho de que aún no había muerto, muchos menos resucitado todavía, Warren sugiere que Jesús envió a sus discípulos proclamando paz porque no había otro mensaje todavía que predicar, pero Él sí despachó a sus discípulos con un Evangelio de arrepentimiento, al proclamar: “... El reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 10:7).  Éste es el mismo Evangelio de arrepentimiento que anunció Juan el Bautista en preparación para el camino del Evangelio de justificación por fe.  Jesús no dijo que tenían que buscar “un hombre de paz” en cada población.  Sino que más bien declaró: “Mas en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos quién en ella sea digno, y posad allí hasta que salgáis” (Mateo 10:11).

         Ahora, el Señor sí les dijo a sus discípulos que usaran el saludo: “Paz a esta casa”, cada vez que entraran a un hogar, y que si "hubiere allí algún hijo de paz" se quedaran en ese lugar (Lucas 10:5-7).  Sin embargo, es importante reconocer que el criterio para permanecer en una casa no era el saludo de paz, sino si esos en el hogar recibían su mensaje: “Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies” (Mateo 10:14).

         De hecho, el Señor Jesucristo dejó bien claro que los discípulos fueron enviados a proclamar un mensaje que muchos rechazarían diciendo: “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada” (Mateo 10:34).  Con toda diligencia le advirtió a sus discípulos que serán odiados por predicar el Evangelio.  No obstante, Rick Warren ha transformado completamente estos dos pasajes, sugiriendo que Jesús envió a sus discípulos a proclamar paz porque en ese tiempo no tenía otro mensaje que predicar.

         Permítanos hablar aquí en forma atrevida: si vamos a unir las manos con  esos que creen en otro evangelio o no creen en ninguno, sólo por tratar de establecer un reino terrenal, unificado, no estaremos edificando el reino de Dios.

         El ambicioso propósito que impulsa el plan de P.E.A.C.E. de Rick Warren puede que a primera vista suene bueno y parezca basarse en la Biblia, pero lo que hay debajo de la superficie debería preocuparnos.  Para entender este nuevo programa de reforma escuche lo que dijo el reportero Mark Kelly en un artículo publicado en la Internet con fecha 19 de abril de 2005, titulado Rick Warren emprende una iniciativa global: “Rick Warren le dijo a una multitud de 30.000 celebrantes reunidos en el estadio San Ángel en Anaheim, California, el 17 de abril,  para conmemorar el vigésimo quinto aniversario de la iglesia Saddleback Community, que miles de iglesias alrededor del mundo están disponiéndose para erradicar cinco ‘problemas gigantescos' que oprimen a miles de millones de personas”.

         Dan Wooding, otro reportero, elaboró sobre la iniciativa global de Warren, al comentar: “Rick Warren anotó un jonrón con su dramático anuncio el domingo 17 de abril ante 30.000 miembros y visitantes que celebraban el vigésimo quinto aniversario de la iglesia en el Estadio San Ángel, hogar del equipo de béisbol Los Ángeles... al revelar el compromiso de la iglesia  para una nueva reforma en el cristianismo, y una visión para un despertar espiritual en todo el mundo en el siglo veintiuno a través del plan de P.E.A.C.E., el cual cree que movilizará mil millones de soldados a pie de la iglesia cristiana en misiones para el año 2020".

         Según Kelly, Warren también anunció que estaba uniendo manos con Chuck Colson quien lo asistiría en su meta por establecer el reino de Dios: “Warren también presentó a Charles Colson, fundador del Compañerismo de Prisión, quien anunció una nueva colaboración que introducirá los programas de Warren de Celebremos la Recuperación, en los ministerios en las prisiones de 108 países”.

         Mientras que el trabajo de Colson en el cuidado de los prisioneros es muy loable, su papel en unir a los protestantes y católicos para una causa común por medio del documento Católicos y Evangélicos Unidos, es perturbador.

         El acuerdo de colaboración entre Colson y Warren es significativo, considerando que ambos son influencias importantes entre los evangélicos y ambos simpatizan con la iglesia católica.

         El discurso de Warren, pronunciado en la reunión en Anaheim, animó a sus seguidores a que le acompañaran para introducir el reino de Dios.  Warren declaró: “Estoy delante de ustedes ahora mismo con confianza, y les digo que Dios va usarlos para cambiar el mundo... Estoy mirando a un estadio colmado de personas que están diciéndole a Dios que harán cualquier cosa que se necesite para establecer su Reino ‘en la tierra como en el cielo'. ¿Qué pasará si los seguidores de Jesús le dicen, ‘Somos tuyos? ¿Qué clase de despertar espiritual ocurrirá?”.

         Pero... ¿Qué quiere decir Warren con “que harán cualquier cosa que se necesite”? ¿Será posible que parte de la agenda sea unirse con los católicos para el avance del reino de Dios?

         De esto ya no cabe duda porque la Christian Research Net, el 8 de diciembre del 2014 publicó un video en el que el autor de Una vida con propósito, le pide a los cristianos que se unan con los católicos romanos y el Papa Francisco, a quien recientemente se refirió como “El Santo Padre”.  Todo esto ha producido malestar y preocupación entre los creyentes fundamentalistas en Estados Unidos.

         Él hizo estos comentarios después de su visita al Vaticano en el mes de noviembre de 2014, al asistir a una conferencia interreligiosa en donde se habló del Crislam, de la unión del cristianismo con el islam, lo cual tanto el Papa como Rick Warren promueven.

         En el video publicado por el Catholic News Service también dijo: “Nosotros tenemos más cosas en común que nos unen, que las que nos dividen”. El video de dos minutos fue descrito como el esquema de “Una visión ecuménica para que los católicos y protestantes trabajen juntos...” 

         Warren sigue diciendo: “Tanto ellos como nosotros creemos en la Trinidad; en la Biblia; creemos en la resurrección; en la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.  Esas son cosas importantes”.

         Trató de defender a los católicos de esos que los critican por la práctica de buscar la intercesión de María y de varias personas muertas que han sido santificadas por El Vaticano, diciendo: “Algunos protestantes piensan que los católicos adoran a María como si ella fuera otra diosa, pero eso no es exactamente lo que enseña la doctrina católica.  Las personas dicen: ‘¿Y qué de los santos? ¿Por qué le rezan y le piden a los santos?’.  Pero cuando usted entiende lo que realmente están haciendo, entonces se da cuenta que hay muchas otras cosas más importantes que tenemos en común con el catolicismo romano”.

         “No niego que es cierto que existen diferencias reales.  Pero la cosa más importante es que si usted ama a Jesús, nos encontramos en el mismo equipo”.

         Rick Warren asegura que tanto católicos como protestantes creen en la Biblia.  Pero hay una diferencia significativa entre la Biblia nuestra y la de los católicos, la cual tiene siete libros extra.  Además, son numerosos los problemas en estos libros apócrifos, tal como la enseñanza de la salvación por obras, y el pago de dinero por los pecados de los muertos.

         Él implica que los católicos y los protestantes creen en el Señor Jesucristo para la salvación.  Y aunque en parte es correcto, no declara que ellos rechazan la justificación sólo por fe y enseñan que además de creer en Cristo,  son necesarias las buenas obras de varias clases, más la asistencia a la misa y el cumplir con las ordenanzas de la iglesia católica para poder ser salvos.

         En un artículo titulado Una alianza natural, escrito por David Brooks en el periódico New York Times del 26 de mayo de 2005, el autor hace algunas observaciones interesantes acerca de Warren y la reforma que él espera ver en el lapso de su vida.  Brooks declara:  “Y cuando miro a la comunidad evangélica, veo a una comunidad en medio de una transformación - ampliando las actividades más allá de los asuntos tradicionales de aborto y matrimonio entre homosexuales, e involucrándose más en programas para ayudar a los necesitados.  Veo a Rick Warren, quien a través de su nueva iniciativa de P.E.A.C.E. está enviando miles de personas a Ruanda y otras naciones africanas para combatir la pobreza y las enfermedades.  Veo a Chuck Colson profundamente involucrado en Sudán.  Veo a Richard Cizik de la Asociación Nacional de Evangélicos conduciendo una agenda de servicio que va mucho más allá del territorio normal de los cristianos conservadores.  Veo a evangélicos que son más y más influenciados por las enseñanzas sociales católicas, con su énfasis en las buenas obras.  Veo que está sanando la ruptura histórica entre esos que enfatizaban la moralidad personal y social.  Pero más que todo veo emergiendo una nueva clase de líder evangélico”.

         Un servicio noticioso a través de la Internet, en un artículo titulado Rick Warren dice que la iglesia está mejor equipada para solucionar los problemas de África, comenta que Rick Warren ha declarado que “Mil millones de soldados a pie, quienes tienen la promesa del poder de Dios, el mandato bíblico, la ordenanza divina y la autoridad moral para hacerlo, están siendo llamados para establecer el plan P.E.A.C.E.”

         El tiempo dirá si Warren será capaz de movilizar a mil millón de soldados a pie con propósito.  Sin embargo, una cosa es cierta - a fin de reclutar ese número de participantes comprometidos, éste será un ejército ecuménico integrado por personas de distintas religiones que incluirá mucho más que sólo a creyentes que creen en la Biblia.

Leer más ...

El Movimiento Ecuménico

     El Cristianismo reformado (conocido también como Protestantismo), comenzó como un movimiento restaurador de la iglesia cristiana occidental en el siglo XVI, dando lugar a la Reforma que separó a las iglesias reformadas de la católico romana. 

Leer más ...

Satanás también reparte

Titulamos este artículo simplemente, SATANÁS TAMBIÉN REPARTE. Ya verá que este encabezado es correcto. Hablando el apóstol acerca de los dones y cómo el Espíritu Santo reparte a cada uno, dice: 

Leer más ...

¿Cristianismo o Corintianismo?

El apóstol Pablo escribió por lo menos 13 epístolas y es probable que una más, la carta a los Hebreos. Ellas fueron: I y II a Corintios, Romanos, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, I y II a Tesalonicenses, I y II a Timoteo y Tito.

Leer más ...

¿Ignorancia o confusión?

Todos somos ignorantes en algunas cosas. Nadie sabe todo, excepto Dios. Pero hay cosas que debemos saber. No podemos justificar toda ignorancia. Por ejemplo, no se justifica que un cristiano ignore su Biblia, aunque la mayoría de la generación presente necesita desesperadamente una alfabetización bíblica.

Leer más ...

Marcha para Jesús

El movimiento conocido como Marcha para Jesús comenzó en 1987 en la ciudad de Londres. Dos grupos entre la iglesia: Pioneer e Icththus, Jóvenes con una Misión y el líder de adoración Graham Kendrick, llamaron a las personas a orar en la ciudad de Londres.

Leer más ...

¿Persecución religiosa?

Desde hace ya varios años que algunos líderes cristianos de convicciones bíblicas y antiecuménicas, nos están advirtiendo del tipo de persecución que el segmento de cristianos bíblicos sufrirá, si el Señor no recoge antes a los suyos.

Leer más ...

El mosaico eclesiástico

Lamento decirlo, pero nuestras iglesias hoy están sumergidas en serios problemas. No me referiré a las iglesias que “crecen” con la levadura de nuevas revelaciones, nuevos espíritus, nuevos experimentos, nuevas experiencias, nuevos profetas y profetisas, gracias a ese “otro evangelio” que menciona Pablo.

Leer más ...

La nueva iglesia

La nueva iglesia

¡Qué vergüenza!Mientras cristianos en países del Medio y Lejano Oriente están sufriendo todo tipo de persecución, torturas y hasta la muerte, en las naciones donde disfrutamos de libertad para adorar y predicar, las “congregaciones cristianas” se han convertido prácticamente en un circo.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS